Dos hermanas se encontraron 40 años después através del Banco de Datos Genéticos

Carina Rosavik y Carolina Sangiorgi recurrieron al Banco Nacional de Datos Genéticos para conocer su identidad y se encontraron después de 40 años.

Placeholder del video

Carina Rosavik nació en 1976, vive en Córdoba y desde que a los 23 años se enteró que era adoptada que busca su identidad. Carolina Sangiorgi nació en 1978, vive en Mar del Plata y durante años pensó que fue apropiada durante la última dictadura militar. Ambas recurrieron al Banco Nacional de Datos Genéticos, pero sus ADN no resultaron compatibles con desaparecidos. 

Sin embargo, el 24 de agosto de este año desde la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad les informaron que son 100% hermanas, hijas del mismo hombre y de la misma madre. Así, tras pasar 40 años sin conocerse y saber nada la una de la otra, se reencontraron en Córdoba como si el tiempo nunca hubiera pasado.

El encuentro

"Estuvimos más de 40 años separadas, este es el comienzo de una historia. Estamos contentas de estar juntas, somos 100% hermanas. El día que nos enteramos hicimos una videollamada y era vernos en un espejo. Parecía que nos conociamos de toda la vida, nos quedamos sin palabras", contó Carolina Sang a IP Noticias con la emoción a flor de piel. 

Por su parte, Carina expresó: "Desde el primer momento tuvimos un enlace tan fuerte que traspasó la pantalla. Cuando nos conocimos, nuestros hijos se sintieron primos desde el día uno". 

La búsqueda 

El recorrido por encontrar la identidad fue distintos para ambas. Carolina siempre supo que era adoptada: "Siempre tuve la intriga de ser hija de desaparecidos. Lo hablé con mi mamá adoptiva y mi marido, y dejé de lado el egoismo para saber si había una familia buscandome. Me contacté con las Abuelas de Plaza de Mayo para saber sobre mi identidad, de dónde venía, si tenía hermanos, abuelos o mamá". 

Mientras que Carina se enteró de su adopción a los 23 años. "Abuelas me vino a buscar a mi casa y me invitó a conocer mi expendiente de adopción. Yo no sabía que era adoptada, pero desde los cinco años que tenía dudas sobre mi identidad".

Sangiorgi y Rosavik se hicieron análisis de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos por separado. Tiempo después les confirmaron que sus datos no coincidian con los de familiares de desaparecidos pero les informaron que eran hermanas.

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20:00 a 22:00, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

Dos hermanas se encontraron 40 años después através del Banco de Datos Genéticos

Carina Rosavik nació en 1976, vive en Córdoba y desde que a los 23 años se enteró que era adoptada que busca su identidad. Carolina Sangiorgi nació en 1978, vive en Mar del Plata y durante años pensó que fue apropiada durante la última dictadura militar. Ambas recurrieron al Banco Nacional de Datos Genéticos, pero sus ADN no resultaron compatibles con desaparecidos. 

Sin embargo, el 24 de agosto de este año desde la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad les informaron que son 100% hermanas, hijas del mismo hombre y de la misma madre. Así, tras pasar 40 años sin conocerse y saber nada la una de la otra, se reencontraron en Córdoba como si el tiempo nunca hubiera pasado.

El encuentro

"Estuvimos más de 40 años separadas, este es el comienzo de una historia. Estamos contentas de estar juntas, somos 100% hermanas. El día que nos enteramos hicimos una videollamada y era vernos en un espejo. Parecía que nos conociamos de toda la vida, nos quedamos sin palabras", contó Carolina Sang a IP Noticias con la emoción a flor de piel. 

Por su parte, Carina expresó: "Desde el primer momento tuvimos un enlace tan fuerte que traspasó la pantalla. Cuando nos conocimos, nuestros hijos se sintieron primos desde el día uno". 

La búsqueda 

El recorrido por encontrar la identidad fue distintos para ambas. Carolina siempre supo que era adoptada: "Siempre tuve la intriga de ser hija de desaparecidos. Lo hablé con mi mamá adoptiva y mi marido, y dejé de lado el egoismo para saber si había una familia buscandome. Me contacté con las Abuelas de Plaza de Mayo para saber sobre mi identidad, de dónde venía, si tenía hermanos, abuelos o mamá". 

Mientras que Carina se enteró de su adopción a los 23 años. "Abuelas me vino a buscar a mi casa y me invitó a conocer mi expendiente de adopción. Yo no sabía que era adoptada, pero desde los cinco años que tenía dudas sobre mi identidad".

Sangiorgi y Rosavik se hicieron análisis de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos por separado. Tiempo después les confirmaron que sus datos no coincidian con los de familiares de desaparecidos pero les informaron que eran hermanas.

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20:00 a 22:00, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

Carina Rosavik nació en 1976, vive en Córdoba y desde que a los 23 años se enteró que era adoptada que busca su identidad. Carolina Sangiorgi nació en 1978, vive en Mar del Plata y durante años pensó que fue apropiada durante la última dictadura militar. Ambas recurrieron al Banco Nacional de Datos Genéticos, pero sus ADN no resultaron compatibles con desaparecidos. 

Sin embargo, el 24 de agosto de este año desde la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad les informaron que son 100% hermanas, hijas del mismo hombre y de la misma madre. Así, tras pasar 40 años sin conocerse y saber nada la una de la otra, se reencontraron en Córdoba como si el tiempo nunca hubiera pasado.

El encuentro

"Estuvimos más de 40 años separadas, este es el comienzo de una historia. Estamos contentas de estar juntas, somos 100% hermanas. El día que nos enteramos hicimos una videollamada y era vernos en un espejo. Parecía que nos conociamos de toda la vida, nos quedamos sin palabras", contó Carolina Sang a IP Noticias con la emoción a flor de piel. 

Por su parte, Carina expresó: "Desde el primer momento tuvimos un enlace tan fuerte que traspasó la pantalla. Cuando nos conocimos, nuestros hijos se sintieron primos desde el día uno". 

La búsqueda 

El recorrido por encontrar la identidad fue distintos para ambas. Carolina siempre supo que era adoptada: "Siempre tuve la intriga de ser hija de desaparecidos. Lo hablé con mi mamá adoptiva y mi marido, y dejé de lado el egoismo para saber si había una familia buscandome. Me contacté con las Abuelas de Plaza de Mayo para saber sobre mi identidad, de dónde venía, si tenía hermanos, abuelos o mamá". 

Mientras que Carina se enteró de su adopción a los 23 años. "Abuelas me vino a buscar a mi casa y me invitó a conocer mi expendiente de adopción. Yo no sabía que era adoptada, pero desde los cinco años que tenía dudas sobre mi identidad".

Sangiorgi y Rosavik se hicieron análisis de ADN en el Banco Nacional de Datos Genéticos por separado. Tiempo después les confirmaron que sus datos no coincidian con los de familiares de desaparecidos pero les informaron que eran hermanas.

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20:00 a 22:00, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

Ver más
Ver más