Bebés muertos en Córdoba: renunció el ministro de Salud de la provincia

El ministro de Salud de Córdoba Diego Cardozo presentó su renuncia a dos semanas del fallecimiento de cinco bebés recién nacidos en el Hospital Materno Neonatal. Una enfermera de 27 años fue detenida e imputada por "homicidio calificado reiterado".

Placeholder del video

El ministro de Salud de la provincia de Córdoba, Diego Cardozo, presentó su renuncia al cargo. El funcionario comunicó su decisión al gobernador Juan Schiaretti y lo informó a través de su cuenta en Twitter.

"Quiero informarles que en el día de la fecha presenté al señor Gobernador mi renuncia como ministro de Salud, cargo que he desempeñado con toda mi vocación. Lo hago con la misma humildad y servicio que desempeñé la función, y también con el profundo anhelo de que los hechos que son de público conocimiento del Neonatal se esclarezcan absolutamente" publicó el ahora extitular de la cartera sanitaria.

La decisión de Cardozo tuvo lugar dos semanas después de la muerte de cinco bebés recién nacidos en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba. 

En el marco de la investigación de los hechos fue detenida una enfermera de 27 años, mientras que tres exdirectivos de la institución fueron imputados por responsabilidades funcionales: se trata de Obdulio Paredes, jefe de Tocoginecología; Marta Gómez Flores, jefa de Neonatología; y Alicia Ariza, jefa de Enfermería del nosocomio en cuestión.

A raíz de la dimisión del exministro, el gobierno de Córdoba informó que Schiaretti designó a Gabriela Barbás al frente del Ministerio de Salud provincial. La nueva ministra prestará juramento este jueves a las 17:30.

¿Quién es la enfermera detenida?

La enfermera Brenda Agüero quedó detenida e imputada por "homicidio calificado reiterado" por ser la principal sospechosa de la Justicia de causar la muerte de los cinco bebés.

La mujer de 27 años trabaja en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba desde diciembre de 2020 y antes trabajó en el Hospital Allende, desde donde aseguran que no hubo eventos sospechosos. 

La Justicia cree que Agüero inyectó una sustancia tóxica no identificada a 13 bebés, de los cuales cinco de ellos murieron y el resto sufrió lesiones graves como necrosis, hematomas y heridas muy visibles. Según los funcionarios del área de Salud de Córdoba, "estaba formada para hacer lo que hizo" y "no hay forma de que sea mala praxis, fue agrede". 

El caso

La Justicia de Córdoba investiga las muertes de al menos cinco bebés que nacieron en el Hospital Materno Neonatal "Dr. Ramón Carrillo" de la capital cordobesa. Los fallecimientos ocurrieron entre marzo y junio de este año y, según avanza la causa, no habrían ocurrido por causas naturales ya que dos de las autopsias realizadas revelaron "altos niveles de potasio".

Hasta el momento, no hay personas imputadas pero sí se apartó del hospital público a 23 trabajadores de la salud y la titular de la institución fue separada de sus funciones

Por su parte, la directora de Asuntos Legales del Ministerio de Salud, Mariana Figueroa, afirmó que a partir de la denuncia y la apertura de la causa judicial esa cartera abrió un sumario administrativo interno que, entre otras medidas, incluye la "separación preventiva de empleados" del área neonatal.

"Hemos advertido algunas inconsistencias en los fallecimientos de neonatos del hospital, entre marzo y junio, porque lo normal es que cuando estamos ante una mamá sana y un bebé sano no es habitual que resulte en fallecimiento de un bebé. Advertimos en 13 niños neonatos inconsistencias en la atención sanitaria, de los cuales cinco han fallecido", detalló Figueroa. 

La principal hipótesis que maneja el fiscal de Instrucción, Raúl Garzón, es "mala praxis, homicidio o negligencia", como así también investiga la posibilidad de que las muertes hayan sido causadas por algún "virus hospitalario". Por el momento, en la mira de la justicia estaría una enfermera que asistió todos los partos de los bebés que luego fallecieron. 

Garzón también indicó que dos autopsias revelaron altos niveles de potasio en sangre, por lo que se sospecha que se les podría haber inyectado alguna sustancia. 

"Se descartan hipótesis como complicaciones de vacuna, medicación o, estado de los medicamentos porque se administra la misma medicación en todos los hospitales. Esto es algo muy acotado y muy puntual", sostuvo.

El testimonio de las madres

"Mi bebé nació a mediados de marzo por una cesárea programada. Fue un embarazo sano, cuidado, donde se hicieron todos los controles necesarios. El bebé nació sano y a la hora y media se descompensó. Los médicos dijeron que era una arritmia y quedó internado en terapia intensiva, después tuvo tres paros cardícados y le suministraron medicación pero no reaccionaba. Mi bebé falleció y los doctores no supieron explicarme qué fue lo que le pasó", contó Vanesa, mamá de una de las víctimas, a IP Noticias

La mujer señaló que en el momento no radicó ninguna denuncia. "Pensé que había sido una desgracia, aunque no me cerraba lo que pasó. Ahora, con las noticias empezó de vuelta la pesadilla. Los otros casos cuentan lo mismo que me pasó a mí", relató y sostuvo que "es claro que no pudo haber sido algo natural. Necesitamos respuestas y un culpable, porque nos arrebataron a nuestros hijos". 

Por otro lado, María, mamá de una bebé sobreviviente detalló su caso: "Pilar nació sana y en perfecto estado. A las horas se descompensó, tenía las manos frías y no quería tomar teta pero los enfermeros dijeron que era normal. Al rato sentí que se descompensó otro bebé de la habitación del frente. Pilar seguía fría, así que se la llevaron. A la hora me avisaron que estaba estabilizada pero con altos niveles de potasio en sangre, por lo que le estaban haciendo estudios. Me dijeron que tenía un hematoma en la espalda, y me preguntaron si se me había caído o la había golpeado". 

Intervino el Ministerio de Salud de Córdoba

El ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo, afirmó que las alarmas se encendieron el 18 de marzo y que al 6 de junio, murieron en total 11 bebés. Ante esta situación, afirmó que se inició una investigación interna para determinar cuáles fueron los elementos que podrían haber incidido en el trágico final.

Recién el 6 de junio solicitaron la intervención de la Justicia de Córdoba y ordenaron la realización de autopsias de los dos últimos bebés fallecidos. El funcionario no descartó que se trate de un hecho criminal como tampoco de una negligencia

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20:00 a 22:00, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

Bebés muertos en Córdoba: renunció el ministro de Salud de la provincia

El ministro de Salud de la provincia de Córdoba, Diego Cardozo, presentó su renuncia al cargo. El funcionario comunicó su decisión al gobernador Juan Schiaretti y lo informó a través de su cuenta en Twitter.

"Quiero informarles que en el día de la fecha presenté al señor Gobernador mi renuncia como ministro de Salud, cargo que he desempeñado con toda mi vocación. Lo hago con la misma humildad y servicio que desempeñé la función, y también con el profundo anhelo de que los hechos que son de público conocimiento del Neonatal se esclarezcan absolutamente" publicó el ahora extitular de la cartera sanitaria.

La decisión de Cardozo tuvo lugar dos semanas después de la muerte de cinco bebés recién nacidos en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba. 

En el marco de la investigación de los hechos fue detenida una enfermera de 27 años, mientras que tres exdirectivos de la institución fueron imputados por responsabilidades funcionales: se trata de Obdulio Paredes, jefe de Tocoginecología; Marta Gómez Flores, jefa de Neonatología; y Alicia Ariza, jefa de Enfermería del nosocomio en cuestión.

A raíz de la dimisión del exministro, el gobierno de Córdoba informó que Schiaretti designó a Gabriela Barbás al frente del Ministerio de Salud provincial. La nueva ministra prestará juramento este jueves a las 17:30.

¿Quién es la enfermera detenida?

La enfermera Brenda Agüero quedó detenida e imputada por "homicidio calificado reiterado" por ser la principal sospechosa de la Justicia de causar la muerte de los cinco bebés.

La mujer de 27 años trabaja en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba desde diciembre de 2020 y antes trabajó en el Hospital Allende, desde donde aseguran que no hubo eventos sospechosos. 

La Justicia cree que Agüero inyectó una sustancia tóxica no identificada a 13 bebés, de los cuales cinco de ellos murieron y el resto sufrió lesiones graves como necrosis, hematomas y heridas muy visibles. Según los funcionarios del área de Salud de Córdoba, "estaba formada para hacer lo que hizo" y "no hay forma de que sea mala praxis, fue agrede". 

El caso

La Justicia de Córdoba investiga las muertes de al menos cinco bebés que nacieron en el Hospital Materno Neonatal "Dr. Ramón Carrillo" de la capital cordobesa. Los fallecimientos ocurrieron entre marzo y junio de este año y, según avanza la causa, no habrían ocurrido por causas naturales ya que dos de las autopsias realizadas revelaron "altos niveles de potasio".

Hasta el momento, no hay personas imputadas pero sí se apartó del hospital público a 23 trabajadores de la salud y la titular de la institución fue separada de sus funciones

Por su parte, la directora de Asuntos Legales del Ministerio de Salud, Mariana Figueroa, afirmó que a partir de la denuncia y la apertura de la causa judicial esa cartera abrió un sumario administrativo interno que, entre otras medidas, incluye la "separación preventiva de empleados" del área neonatal.

"Hemos advertido algunas inconsistencias en los fallecimientos de neonatos del hospital, entre marzo y junio, porque lo normal es que cuando estamos ante una mamá sana y un bebé sano no es habitual que resulte en fallecimiento de un bebé. Advertimos en 13 niños neonatos inconsistencias en la atención sanitaria, de los cuales cinco han fallecido", detalló Figueroa. 

La principal hipótesis que maneja el fiscal de Instrucción, Raúl Garzón, es "mala praxis, homicidio o negligencia", como así también investiga la posibilidad de que las muertes hayan sido causadas por algún "virus hospitalario". Por el momento, en la mira de la justicia estaría una enfermera que asistió todos los partos de los bebés que luego fallecieron. 

Garzón también indicó que dos autopsias revelaron altos niveles de potasio en sangre, por lo que se sospecha que se les podría haber inyectado alguna sustancia. 

"Se descartan hipótesis como complicaciones de vacuna, medicación o, estado de los medicamentos porque se administra la misma medicación en todos los hospitales. Esto es algo muy acotado y muy puntual", sostuvo.

El testimonio de las madres

"Mi bebé nació a mediados de marzo por una cesárea programada. Fue un embarazo sano, cuidado, donde se hicieron todos los controles necesarios. El bebé nació sano y a la hora y media se descompensó. Los médicos dijeron que era una arritmia y quedó internado en terapia intensiva, después tuvo tres paros cardícados y le suministraron medicación pero no reaccionaba. Mi bebé falleció y los doctores no supieron explicarme qué fue lo que le pasó", contó Vanesa, mamá de una de las víctimas, a IP Noticias

La mujer señaló que en el momento no radicó ninguna denuncia. "Pensé que había sido una desgracia, aunque no me cerraba lo que pasó. Ahora, con las noticias empezó de vuelta la pesadilla. Los otros casos cuentan lo mismo que me pasó a mí", relató y sostuvo que "es claro que no pudo haber sido algo natural. Necesitamos respuestas y un culpable, porque nos arrebataron a nuestros hijos". 

Por otro lado, María, mamá de una bebé sobreviviente detalló su caso: "Pilar nació sana y en perfecto estado. A las horas se descompensó, tenía las manos frías y no quería tomar teta pero los enfermeros dijeron que era normal. Al rato sentí que se descompensó otro bebé de la habitación del frente. Pilar seguía fría, así que se la llevaron. A la hora me avisaron que estaba estabilizada pero con altos niveles de potasio en sangre, por lo que le estaban haciendo estudios. Me dijeron que tenía un hematoma en la espalda, y me preguntaron si se me había caído o la había golpeado". 

Intervino el Ministerio de Salud de Córdoba

El ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo, afirmó que las alarmas se encendieron el 18 de marzo y que al 6 de junio, murieron en total 11 bebés. Ante esta situación, afirmó que se inició una investigación interna para determinar cuáles fueron los elementos que podrían haber incidido en el trágico final.

Recién el 6 de junio solicitaron la intervención de la Justicia de Córdoba y ordenaron la realización de autopsias de los dos últimos bebés fallecidos. El funcionario no descartó que se trate de un hecho criminal como tampoco de una negligencia

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20:00 a 22:00, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

El ministro de Salud de la provincia de Córdoba, Diego Cardozo, presentó su renuncia al cargo. El funcionario comunicó su decisión al gobernador Juan Schiaretti y lo informó a través de su cuenta en Twitter.

"Quiero informarles que en el día de la fecha presenté al señor Gobernador mi renuncia como ministro de Salud, cargo que he desempeñado con toda mi vocación. Lo hago con la misma humildad y servicio que desempeñé la función, y también con el profundo anhelo de que los hechos que son de público conocimiento del Neonatal se esclarezcan absolutamente" publicó el ahora extitular de la cartera sanitaria.

La decisión de Cardozo tuvo lugar dos semanas después de la muerte de cinco bebés recién nacidos en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba. 

En el marco de la investigación de los hechos fue detenida una enfermera de 27 años, mientras que tres exdirectivos de la institución fueron imputados por responsabilidades funcionales: se trata de Obdulio Paredes, jefe de Tocoginecología; Marta Gómez Flores, jefa de Neonatología; y Alicia Ariza, jefa de Enfermería del nosocomio en cuestión.

A raíz de la dimisión del exministro, el gobierno de Córdoba informó que Schiaretti designó a Gabriela Barbás al frente del Ministerio de Salud provincial. La nueva ministra prestará juramento este jueves a las 17:30.

¿Quién es la enfermera detenida?

La enfermera Brenda Agüero quedó detenida e imputada por "homicidio calificado reiterado" por ser la principal sospechosa de la Justicia de causar la muerte de los cinco bebés.

La mujer de 27 años trabaja en el Hospital Materno Neonatal de Córdoba desde diciembre de 2020 y antes trabajó en el Hospital Allende, desde donde aseguran que no hubo eventos sospechosos. 

La Justicia cree que Agüero inyectó una sustancia tóxica no identificada a 13 bebés, de los cuales cinco de ellos murieron y el resto sufrió lesiones graves como necrosis, hematomas y heridas muy visibles. Según los funcionarios del área de Salud de Córdoba, "estaba formada para hacer lo que hizo" y "no hay forma de que sea mala praxis, fue agrede". 

El caso

La Justicia de Córdoba investiga las muertes de al menos cinco bebés que nacieron en el Hospital Materno Neonatal "Dr. Ramón Carrillo" de la capital cordobesa. Los fallecimientos ocurrieron entre marzo y junio de este año y, según avanza la causa, no habrían ocurrido por causas naturales ya que dos de las autopsias realizadas revelaron "altos niveles de potasio".

Hasta el momento, no hay personas imputadas pero sí se apartó del hospital público a 23 trabajadores de la salud y la titular de la institución fue separada de sus funciones

Por su parte, la directora de Asuntos Legales del Ministerio de Salud, Mariana Figueroa, afirmó que a partir de la denuncia y la apertura de la causa judicial esa cartera abrió un sumario administrativo interno que, entre otras medidas, incluye la "separación preventiva de empleados" del área neonatal.

"Hemos advertido algunas inconsistencias en los fallecimientos de neonatos del hospital, entre marzo y junio, porque lo normal es que cuando estamos ante una mamá sana y un bebé sano no es habitual que resulte en fallecimiento de un bebé. Advertimos en 13 niños neonatos inconsistencias en la atención sanitaria, de los cuales cinco han fallecido", detalló Figueroa. 

La principal hipótesis que maneja el fiscal de Instrucción, Raúl Garzón, es "mala praxis, homicidio o negligencia", como así también investiga la posibilidad de que las muertes hayan sido causadas por algún "virus hospitalario". Por el momento, en la mira de la justicia estaría una enfermera que asistió todos los partos de los bebés que luego fallecieron. 

Garzón también indicó que dos autopsias revelaron altos niveles de potasio en sangre, por lo que se sospecha que se les podría haber inyectado alguna sustancia. 

"Se descartan hipótesis como complicaciones de vacuna, medicación o, estado de los medicamentos porque se administra la misma medicación en todos los hospitales. Esto es algo muy acotado y muy puntual", sostuvo.

El testimonio de las madres

"Mi bebé nació a mediados de marzo por una cesárea programada. Fue un embarazo sano, cuidado, donde se hicieron todos los controles necesarios. El bebé nació sano y a la hora y media se descompensó. Los médicos dijeron que era una arritmia y quedó internado en terapia intensiva, después tuvo tres paros cardícados y le suministraron medicación pero no reaccionaba. Mi bebé falleció y los doctores no supieron explicarme qué fue lo que le pasó", contó Vanesa, mamá de una de las víctimas, a IP Noticias

La mujer señaló que en el momento no radicó ninguna denuncia. "Pensé que había sido una desgracia, aunque no me cerraba lo que pasó. Ahora, con las noticias empezó de vuelta la pesadilla. Los otros casos cuentan lo mismo que me pasó a mí", relató y sostuvo que "es claro que no pudo haber sido algo natural. Necesitamos respuestas y un culpable, porque nos arrebataron a nuestros hijos". 

Por otro lado, María, mamá de una bebé sobreviviente detalló su caso: "Pilar nació sana y en perfecto estado. A las horas se descompensó, tenía las manos frías y no quería tomar teta pero los enfermeros dijeron que era normal. Al rato sentí que se descompensó otro bebé de la habitación del frente. Pilar seguía fría, así que se la llevaron. A la hora me avisaron que estaba estabilizada pero con altos niveles de potasio en sangre, por lo que le estaban haciendo estudios. Me dijeron que tenía un hematoma en la espalda, y me preguntaron si se me había caído o la había golpeado". 

Intervino el Ministerio de Salud de Córdoba

El ministro de Salud de Córdoba, Diego Cardozo, afirmó que las alarmas se encendieron el 18 de marzo y que al 6 de junio, murieron en total 11 bebés. Ante esta situación, afirmó que se inició una investigación interna para determinar cuáles fueron los elementos que podrían haber incidido en el trágico final.

Recién el 6 de junio solicitaron la intervención de la Justicia de Córdoba y ordenaron la realización de autopsias de los dos últimos bebés fallecidos. El funcionario no descartó que se trate de un hecho criminal como tampoco de una negligencia

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20:00 a 22:00, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

Ver más
Ver más