La AMIA y la DAIA cuestionaron la nueva versión atribuida al Mossad

Un informe publicado que el New York Times le atribuye a la agencia de inteligencia iraní asegura que no hubo participación de argentinos ni funcionarios iraníes en los atentados contra la Embajada de Israel y la AMIA.

Placeholder del video

A treinta años del atentado contra la Embajada de Israel y veintiocho del cometido a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), un informe del servicio inteligencia israelí Mossad asegura que ambos atentados fueron organizados y ejecutados por una célula del movimiento chiita libanés Hizbolá, sin participación de argentinos ni iraníes. La versión fue difundida por el periodista Ronen Bergman, corresponsal del diario The New York Times en Tel Aviv.

A raíz de la publicación periodística, desde la AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) cuestionaron la veracidad de la nueva hipótesis introducida por el trabajo de inteligencia. El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, señaló que “la información en crudo es errática".

Y agregó: "Después de 30 años ese trascendido distrae la investigación. Contrabandear explosivos que se adquieren en el país parece inexacto y temerario. La responsabilidad está determinada en Irán, no es solo Hezbollah".

Al mismo tiempo, autoridades de Israel reconocieron el documento y no descartaron participación de Irán. El informe, de manera general, sugiere que la responsabilidad territorial de los ataques se limita a agentes del movimiento chiita libanés Hezbollah. De Irán, en tanto, se sospecha complicidad política y económica.

"De ninguna manera le quitamos responsabilidad a Irán en los ataques de Buenos Aires. Lo que decimos es que, como agentes operativos en el terreno, no participaron ni argentinos ni iraníes, sino que los atentados los concretaron libaneses de Hezbollah, que es el brazo terrorista de Irán", sostuvo el director de Diplomacia Pública del Estado de IsraelLior Haiat, en diálogo con Página12.

En esa línea el diplomático israelí y sobreviviente del atentado contra la Embajada, Danny Carmon, aseguró que el documento constituye "un cierre de la investigación del Mossad"

Qué dice el informe del Mossad

Según lo revelado por Bergman en el artículo del diario estadounidense, el Mossad considera que los ataques contra la Embajada de Israel y la AMIA fueron "aprobadas y financiadas" por Irán, en connivencia con Hezbolláh. Pero serían integrantes de esa fuerza radicalizada quienes actuaron en el territorio.

De este modo, se descartaría la participación de colaboradores argentinos e iraníes en el comando operativo que perpetró los dos atentados. Esta hipótesis constituye el mayor contraste con las investigaciones judiciales vigentes en Argentina, Estados Unidos e Israel, que apuntaron a una "conexión local" y a la participación de autoridades de Irán.

Hasta el momento, hay cinco funcionarios iraníes sobre los que pesan alertas rojas de Interpol a pedido de la Justicia argentina. Se trata del comandante de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezai, el exministro de Información y Seguridad de Irán Ali Fallahijjan, el comandante de las Fuerzas QUDS Ahmad Vahidi, el consejero cultural de la Embajada de Irán Mohsen Rabbani y el secretario de la Embajada Ahnmad Reza Ashgari o Mohsen Randjbaran.

Por otra parte, el trabajo del Mossad agrega información sobre el ingreso de explosivos destinados al atentado contra la AMIA. Según consta en el artículo, el material entró a la Argentina en vuelos comerciales en envases de champú y cajas de chocolate.

La AMIA y la DAIA cuestionaron la nueva versión atribuida al Mossad

A treinta años del atentado contra la Embajada de Israel y veintiocho del cometido a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), un informe del servicio inteligencia israelí Mossad asegura que ambos atentados fueron organizados y ejecutados por una célula del movimiento chiita libanés Hizbolá, sin participación de argentinos ni iraníes. La versión fue difundida por el periodista Ronen Bergman, corresponsal del diario The New York Times en Tel Aviv.

A raíz de la publicación periodística, desde la AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) cuestionaron la veracidad de la nueva hipótesis introducida por el trabajo de inteligencia. El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, señaló que “la información en crudo es errática".

Y agregó: "Después de 30 años ese trascendido distrae la investigación. Contrabandear explosivos que se adquieren en el país parece inexacto y temerario. La responsabilidad está determinada en Irán, no es solo Hezbollah".

Al mismo tiempo, autoridades de Israel reconocieron el documento y no descartaron participación de Irán. El informe, de manera general, sugiere que la responsabilidad territorial de los ataques se limita a agentes del movimiento chiita libanés Hezbollah. De Irán, en tanto, se sospecha complicidad política y económica.

"De ninguna manera le quitamos responsabilidad a Irán en los ataques de Buenos Aires. Lo que decimos es que, como agentes operativos en el terreno, no participaron ni argentinos ni iraníes, sino que los atentados los concretaron libaneses de Hezbollah, que es el brazo terrorista de Irán", sostuvo el director de Diplomacia Pública del Estado de IsraelLior Haiat, en diálogo con Página12.

En esa línea el diplomático israelí y sobreviviente del atentado contra la Embajada, Danny Carmon, aseguró que el documento constituye "un cierre de la investigación del Mossad"

Qué dice el informe del Mossad

Según lo revelado por Bergman en el artículo del diario estadounidense, el Mossad considera que los ataques contra la Embajada de Israel y la AMIA fueron "aprobadas y financiadas" por Irán, en connivencia con Hezbolláh. Pero serían integrantes de esa fuerza radicalizada quienes actuaron en el territorio.

De este modo, se descartaría la participación de colaboradores argentinos e iraníes en el comando operativo que perpetró los dos atentados. Esta hipótesis constituye el mayor contraste con las investigaciones judiciales vigentes en Argentina, Estados Unidos e Israel, que apuntaron a una "conexión local" y a la participación de autoridades de Irán.

Hasta el momento, hay cinco funcionarios iraníes sobre los que pesan alertas rojas de Interpol a pedido de la Justicia argentina. Se trata del comandante de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezai, el exministro de Información y Seguridad de Irán Ali Fallahijjan, el comandante de las Fuerzas QUDS Ahmad Vahidi, el consejero cultural de la Embajada de Irán Mohsen Rabbani y el secretario de la Embajada Ahnmad Reza Ashgari o Mohsen Randjbaran.

Por otra parte, el trabajo del Mossad agrega información sobre el ingreso de explosivos destinados al atentado contra la AMIA. Según consta en el artículo, el material entró a la Argentina en vuelos comerciales en envases de champú y cajas de chocolate.

A treinta años del atentado contra la Embajada de Israel y veintiocho del cometido a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), un informe del servicio inteligencia israelí Mossad asegura que ambos atentados fueron organizados y ejecutados por una célula del movimiento chiita libanés Hizbolá, sin participación de argentinos ni iraníes. La versión fue difundida por el periodista Ronen Bergman, corresponsal del diario The New York Times en Tel Aviv.

A raíz de la publicación periodística, desde la AMIA y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) cuestionaron la veracidad de la nueva hipótesis introducida por el trabajo de inteligencia. El presidente de la DAIA, Jorge Knoblovits, señaló que “la información en crudo es errática".

Y agregó: "Después de 30 años ese trascendido distrae la investigación. Contrabandear explosivos que se adquieren en el país parece inexacto y temerario. La responsabilidad está determinada en Irán, no es solo Hezbollah".

Al mismo tiempo, autoridades de Israel reconocieron el documento y no descartaron participación de Irán. El informe, de manera general, sugiere que la responsabilidad territorial de los ataques se limita a agentes del movimiento chiita libanés Hezbollah. De Irán, en tanto, se sospecha complicidad política y económica.

"De ninguna manera le quitamos responsabilidad a Irán en los ataques de Buenos Aires. Lo que decimos es que, como agentes operativos en el terreno, no participaron ni argentinos ni iraníes, sino que los atentados los concretaron libaneses de Hezbollah, que es el brazo terrorista de Irán", sostuvo el director de Diplomacia Pública del Estado de IsraelLior Haiat, en diálogo con Página12.

En esa línea el diplomático israelí y sobreviviente del atentado contra la Embajada, Danny Carmon, aseguró que el documento constituye "un cierre de la investigación del Mossad"

Qué dice el informe del Mossad

Según lo revelado por Bergman en el artículo del diario estadounidense, el Mossad considera que los ataques contra la Embajada de Israel y la AMIA fueron "aprobadas y financiadas" por Irán, en connivencia con Hezbolláh. Pero serían integrantes de esa fuerza radicalizada quienes actuaron en el territorio.

De este modo, se descartaría la participación de colaboradores argentinos e iraníes en el comando operativo que perpetró los dos atentados. Esta hipótesis constituye el mayor contraste con las investigaciones judiciales vigentes en Argentina, Estados Unidos e Israel, que apuntaron a una "conexión local" y a la participación de autoridades de Irán.

Hasta el momento, hay cinco funcionarios iraníes sobre los que pesan alertas rojas de Interpol a pedido de la Justicia argentina. Se trata del comandante de la Guardia Revolucionaria Mohsen Rezai, el exministro de Información y Seguridad de Irán Ali Fallahijjan, el comandante de las Fuerzas QUDS Ahmad Vahidi, el consejero cultural de la Embajada de Irán Mohsen Rabbani y el secretario de la Embajada Ahnmad Reza Ashgari o Mohsen Randjbaran.

Por otra parte, el trabajo del Mossad agrega información sobre el ingreso de explosivos destinados al atentado contra la AMIA. Según consta en el artículo, el material entró a la Argentina en vuelos comerciales en envases de champú y cajas de chocolate.

Ver más
Ver más