Crimen del hincha de Luján: se entregó uno de los prófugos por el asesinato de Joaquín Coronel

Se trata de Facundo Esteban Serrano, uno de los cinco acusados de disparar contra el joven de 18 años. La Justicia lo indagará mañana.

Placeholder del video

El prófugo Facundo Esteban Serrano, acusado de realizar disparos contra el hincha de Luján asesinado, Joaquín Coronel, se entregó a la Justicia. Serrano está acusado de ser uno de los cinco barras de Alem que disparó contra hinchas de Luján, en el marco del clásico de Primera C.

Esta balacera provocó la muerte de Coronel, un simpatizante de 18 años que asistía por primera vez al clásico del Oeste. Por otra parte, la causa ya tiene tres detenidos: Mauricio Pare, Hugo Prezzo y César Ramírez. A ellos se suman los cuatro prófugos que la Policía continúa buscando, Carlos Ceppelani, Diego Barrientos y Ariel y Mariano González. Estos últimos son los hijos de Carlos González, presidente de Alem, y tienen pedido de captura internacional. 

El caso

Joaquín Coronel, de 18 años, falleció el domingo 10 de julio en el Hospital de Luján, donde había sido ingresado de urgencia luego de haber recibido un disparo en el tórax. El ataque al joven se produjo durante un enfrentamiento en las inmediaciones del Estadio Municipal de Luján, donde hinchas de ese equipo y Leandro N Alem protagonizaban hechos de violencia.

Según informaron las fuentes, un fanático del equipo visitante fue quien disparó el arma que hirió a Coronel y al menos a otros seis seguidores de Luján que habían concurrido a presenciar el partido de la cuarta fecha del torneo Clausura de la Primera C. El hombre fue detenido luego de comprobarse que es titular de uno de los ocho vehículos a bordo de los que hombres armados llegaron a la cancha.  ​​

"Él fue con el hermano y mi nietito. En un momento de descontrol, esa gente se bajó de una camioneta y empezó a los tiros con toda la gente que había ahí. No sé la cantidad de heridos que hay, yo nunca había sentido algo así", expresó Javier, padre de Joaquín, en diálogo con IP Noticias.

Luego de resultar herido en el marco de los disturbios, Coronel fue trasladado en estado crítico al centro asistencial donde perdería la vida horas más tarde. 

"No me imaginaba que era de esta gravedad. Fui al hospital y ya estaba en el quirófano. Duró como 4 horas la operación. Después fue a terapia intensiva pero tenía todo comprometido. Hizo paros cardíacos, perdió mucha sangre la criatura. A mi negrito me lo llevaron, no puedo creer que ya no esté", lamentó el hombre.

La investigación

Los hechos de violencia iniciaron antes del partido, cuando la hinchada de Luján estaba en inmediaciones de la esquina de Francia y Pellegrini, de esa ciudad del oeste del conurbano bonaerense, mientras que la de Alem se disponía a ingresar por el acceso de Colón y Pellegrini.

En ese momento un auto blanco se acercó adonde estaban los hinchas de Luján y, desde el interior, comenzaron a disparar. Tras ello, integrantes de ambas hinchadas se enfrentaron en las afueras del estadio, mientras la policía intentaba dispersarlas. 

En declaraciones a IP Noticias, el padre del joven asesinado denunció que hubo negligencia en el operativo de seguridad que se realizó para el partido.

"Hay 15 kilómetros hasta Rodríguez, hay una autopista y una ruta, es fácil verlas, están todas monitoreadas. Ellos fueron en camioneta, en colectivos, en auto, con cuatro o cinco atrás. Yo voy en el auto sin cinturón y me paran, y no van a ver en un clásico como este a esas camionetas. Por lo menos pararlos, hubieran encontrado todas las armas. Acá hay negligencia de muchas partes" reclamó Javier.

En ese sentido, agregó: "Quiero que no quede impune esto. No puede ser que salgan a la cancha a matar así a las personas como si fueran nada".

Por su parte, el titular de la Agencia de Prevención contra la Violencia en el Deporte (Aprevide), Eduardo Aparicio, señaló que el organismo pidió una "ampliación del operativo de seguridad" para el encuentro. Según aseguró, había 78 policías en la cancha, aunque se había pedido la presencia de 90, 30 más que los afectados normalmente.

Asimismo, el funcionario resaltó que ya se identificó a los titulares de los ocho vehículos y dónde podrían estar alojados. En tanto, se está investigando qué relación tienen con el club Leandro N. Alem en la causa a cargo de la fiscal María Laura Cordiviola.

Crimen del hincha de Luján: se entregó uno de los prófugos por el asesinato de Joaquín Coronel

El prófugo Facundo Esteban Serrano, acusado de realizar disparos contra el hincha de Luján asesinado, Joaquín Coronel, se entregó a la Justicia. Serrano está acusado de ser uno de los cinco barras de Alem que disparó contra hinchas de Luján, en el marco del clásico de Primera C.

Esta balacera provocó la muerte de Coronel, un simpatizante de 18 años que asistía por primera vez al clásico del Oeste. Por otra parte, la causa ya tiene tres detenidos: Mauricio Pare, Hugo Prezzo y César Ramírez. A ellos se suman los cuatro prófugos que la Policía continúa buscando, Carlos Ceppelani, Diego Barrientos y Ariel y Mariano González. Estos últimos son los hijos de Carlos González, presidente de Alem, y tienen pedido de captura internacional. 

El caso

Joaquín Coronel, de 18 años, falleció el domingo 10 de julio en el Hospital de Luján, donde había sido ingresado de urgencia luego de haber recibido un disparo en el tórax. El ataque al joven se produjo durante un enfrentamiento en las inmediaciones del Estadio Municipal de Luján, donde hinchas de ese equipo y Leandro N Alem protagonizaban hechos de violencia.

Según informaron las fuentes, un fanático del equipo visitante fue quien disparó el arma que hirió a Coronel y al menos a otros seis seguidores de Luján que habían concurrido a presenciar el partido de la cuarta fecha del torneo Clausura de la Primera C. El hombre fue detenido luego de comprobarse que es titular de uno de los ocho vehículos a bordo de los que hombres armados llegaron a la cancha.  ​​

"Él fue con el hermano y mi nietito. En un momento de descontrol, esa gente se bajó de una camioneta y empezó a los tiros con toda la gente que había ahí. No sé la cantidad de heridos que hay, yo nunca había sentido algo así", expresó Javier, padre de Joaquín, en diálogo con IP Noticias.

Luego de resultar herido en el marco de los disturbios, Coronel fue trasladado en estado crítico al centro asistencial donde perdería la vida horas más tarde. 

"No me imaginaba que era de esta gravedad. Fui al hospital y ya estaba en el quirófano. Duró como 4 horas la operación. Después fue a terapia intensiva pero tenía todo comprometido. Hizo paros cardíacos, perdió mucha sangre la criatura. A mi negrito me lo llevaron, no puedo creer que ya no esté", lamentó el hombre.

La investigación

Los hechos de violencia iniciaron antes del partido, cuando la hinchada de Luján estaba en inmediaciones de la esquina de Francia y Pellegrini, de esa ciudad del oeste del conurbano bonaerense, mientras que la de Alem se disponía a ingresar por el acceso de Colón y Pellegrini.

En ese momento un auto blanco se acercó adonde estaban los hinchas de Luján y, desde el interior, comenzaron a disparar. Tras ello, integrantes de ambas hinchadas se enfrentaron en las afueras del estadio, mientras la policía intentaba dispersarlas. 

En declaraciones a IP Noticias, el padre del joven asesinado denunció que hubo negligencia en el operativo de seguridad que se realizó para el partido.

"Hay 15 kilómetros hasta Rodríguez, hay una autopista y una ruta, es fácil verlas, están todas monitoreadas. Ellos fueron en camioneta, en colectivos, en auto, con cuatro o cinco atrás. Yo voy en el auto sin cinturón y me paran, y no van a ver en un clásico como este a esas camionetas. Por lo menos pararlos, hubieran encontrado todas las armas. Acá hay negligencia de muchas partes" reclamó Javier.

En ese sentido, agregó: "Quiero que no quede impune esto. No puede ser que salgan a la cancha a matar así a las personas como si fueran nada".

Por su parte, el titular de la Agencia de Prevención contra la Violencia en el Deporte (Aprevide), Eduardo Aparicio, señaló que el organismo pidió una "ampliación del operativo de seguridad" para el encuentro. Según aseguró, había 78 policías en la cancha, aunque se había pedido la presencia de 90, 30 más que los afectados normalmente.

Asimismo, el funcionario resaltó que ya se identificó a los titulares de los ocho vehículos y dónde podrían estar alojados. En tanto, se está investigando qué relación tienen con el club Leandro N. Alem en la causa a cargo de la fiscal María Laura Cordiviola.

El prófugo Facundo Esteban Serrano, acusado de realizar disparos contra el hincha de Luján asesinado, Joaquín Coronel, se entregó a la Justicia. Serrano está acusado de ser uno de los cinco barras de Alem que disparó contra hinchas de Luján, en el marco del clásico de Primera C.

Esta balacera provocó la muerte de Coronel, un simpatizante de 18 años que asistía por primera vez al clásico del Oeste. Por otra parte, la causa ya tiene tres detenidos: Mauricio Pare, Hugo Prezzo y César Ramírez. A ellos se suman los cuatro prófugos que la Policía continúa buscando, Carlos Ceppelani, Diego Barrientos y Ariel y Mariano González. Estos últimos son los hijos de Carlos González, presidente de Alem, y tienen pedido de captura internacional. 

El caso

Joaquín Coronel, de 18 años, falleció el domingo 10 de julio en el Hospital de Luján, donde había sido ingresado de urgencia luego de haber recibido un disparo en el tórax. El ataque al joven se produjo durante un enfrentamiento en las inmediaciones del Estadio Municipal de Luján, donde hinchas de ese equipo y Leandro N Alem protagonizaban hechos de violencia.

Según informaron las fuentes, un fanático del equipo visitante fue quien disparó el arma que hirió a Coronel y al menos a otros seis seguidores de Luján que habían concurrido a presenciar el partido de la cuarta fecha del torneo Clausura de la Primera C. El hombre fue detenido luego de comprobarse que es titular de uno de los ocho vehículos a bordo de los que hombres armados llegaron a la cancha.  ​​

"Él fue con el hermano y mi nietito. En un momento de descontrol, esa gente se bajó de una camioneta y empezó a los tiros con toda la gente que había ahí. No sé la cantidad de heridos que hay, yo nunca había sentido algo así", expresó Javier, padre de Joaquín, en diálogo con IP Noticias.

Luego de resultar herido en el marco de los disturbios, Coronel fue trasladado en estado crítico al centro asistencial donde perdería la vida horas más tarde. 

"No me imaginaba que era de esta gravedad. Fui al hospital y ya estaba en el quirófano. Duró como 4 horas la operación. Después fue a terapia intensiva pero tenía todo comprometido. Hizo paros cardíacos, perdió mucha sangre la criatura. A mi negrito me lo llevaron, no puedo creer que ya no esté", lamentó el hombre.

La investigación

Los hechos de violencia iniciaron antes del partido, cuando la hinchada de Luján estaba en inmediaciones de la esquina de Francia y Pellegrini, de esa ciudad del oeste del conurbano bonaerense, mientras que la de Alem se disponía a ingresar por el acceso de Colón y Pellegrini.

En ese momento un auto blanco se acercó adonde estaban los hinchas de Luján y, desde el interior, comenzaron a disparar. Tras ello, integrantes de ambas hinchadas se enfrentaron en las afueras del estadio, mientras la policía intentaba dispersarlas. 

En declaraciones a IP Noticias, el padre del joven asesinado denunció que hubo negligencia en el operativo de seguridad que se realizó para el partido.

"Hay 15 kilómetros hasta Rodríguez, hay una autopista y una ruta, es fácil verlas, están todas monitoreadas. Ellos fueron en camioneta, en colectivos, en auto, con cuatro o cinco atrás. Yo voy en el auto sin cinturón y me paran, y no van a ver en un clásico como este a esas camionetas. Por lo menos pararlos, hubieran encontrado todas las armas. Acá hay negligencia de muchas partes" reclamó Javier.

En ese sentido, agregó: "Quiero que no quede impune esto. No puede ser que salgan a la cancha a matar así a las personas como si fueran nada".

Por su parte, el titular de la Agencia de Prevención contra la Violencia en el Deporte (Aprevide), Eduardo Aparicio, señaló que el organismo pidió una "ampliación del operativo de seguridad" para el encuentro. Según aseguró, había 78 policías en la cancha, aunque se había pedido la presencia de 90, 30 más que los afectados normalmente.

Asimismo, el funcionario resaltó que ya se identificó a los titulares de los ocho vehículos y dónde podrían estar alojados. En tanto, se está investigando qué relación tienen con el club Leandro N. Alem en la causa a cargo de la fiscal María Laura Cordiviola.

Ver más
Ver más