La Corte Suprema de EE.UU. anuló el fallo que despenalizaba el aborto

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló el fallo del caso Roe vs. Wade, que desde 1973 garantizaba el derecho al aborto en todo el país.

Placeholder del video

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló el fallo del caso Roe vs. Wade, que desde 1973 garantizaba el derecho al aborto en todo el país. La decisión informada este viernes fue tomada por cinco jueces del tribunal con mayoría conservadora a través de una sentencia sobre un caso impulsado desde el estado de Mississippi, en el que se planteaba prohibir la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) después de la semana 15 de gestación.

"La Constitución no hace referencia al aborto, y ningún derecho del estilo está protegido implícitamente por ninguna provisión constitucional" que abogue por "derechos no mencionados en la Constitución" pero estén "implícitos en el concepto de libertad ordenada", aseguró en su voto el supremo Samuel Alito, apoyado por el presidente del cuerpo John Roberts y los jueces Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

En defensa del fallo Roe vs. Wade votaron Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan. "Con pena por esta Corte, pero todavía más por los millones de mujeres norteamericanas que hoy perdieron una protección constitucional fundamental, disentimos", escribieron.

De esta manera, el acceso al aborto deja de ser un derecho constitucional para personas gestantes, y la legalidad de la práctica pasa a ser potestad de cada uno de los 50 estados del país.

26 estados anularían el derecho al aborto

La voluntad de la Corte Suprema estadounidense sobre el tema se había anticipado en mayo, cuando el medio Político filtró un borrador de opinión mayoritaria escrito por el juez Alito. A partir de entonces, 26 de los 51 estados del país anticiparon medidas restrictivas para el aborto en sus jurisdicciones. En esas subdivisiones nacionales, entonces, las leyes podrían endurecer las condiciones para la práctica o, directamente, prohibirla.

El presidente Biden criticó la decisión de la Corte

Al respecto de la decisión del máximo tribunal, que revoca 49 años de la consagración de la IVE como derecho constitucional en Estados Unidos, el presidente Joe Biden dijo que "un día triste para la Corte Suprema y el país". En el mismo sentido, planteó que "la salud y la vida de las mujeres en este país están en riesgo ahora".

Durante un discurso en la Casa Blanca, el mandatario advirtió, además, que la postura expresada por el juez Thomas en el fallo pone en peligro otros derechos, como el de usar métodos anticonceptivos y el del matrimonio igualitario. Es que en la sentencia, el magistrado manifestó que se deben "revisar" fallos anteriores que protejan esas garantías.

Líderes políticos reaccionan a la anulación de Roe vs Wade

La presidenta de la Cámara baja de Estados Unidos, Nancy Pelosi, calificó la decisión de la Corte Suprema como "un insulto y una cachetada a las mujeres". "Esta decisión cruel es escandalosa y descorazonadora. Como mujer, como madre y como abuela es muy triste ver a las jóvenes con menos derechos que sus predecesoras", afirmó.

El expresidente estadounidense Barack Obama también se pronuncio al respecto y consideró la decisión del supremo es devastadora. "La Corte Suprema no sólo revirtió casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses", indicó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, recordó este viernes a los estados que pueden mantener el derecho al aborto en sus territorios. Sin embargo el fiscal de Texas, Ken Paxton, celebró la decisión y aseguró que va a declarar esta fecha como una fiesta.

Para el partido Republicano el avance contra el derecho a decidir sobre sus cuerpos de las mujeres y personas gestantes estadounidenses supone una “victoria histórica”. Así lo calificó el líder de la minoría republicana en el senado, Mitch Mcconnell, que agregó que la decisión de la corte suprema fue “valiente y correcta”. 

Alerta por un posible impacto en la región 

Alicia Yamin, profesora de Derecho y Salud Pública en la Universidad de Harvard, afirmó a IP Noticias que la decisión de la Corte Suprema fue "devastadora" porque "elimina un derecho fundamental que las mujeres tuvimos en este país durante más de medio siglo". 

"Estados Unidos es federal y, básicamente, en la mitad de los Estados van a restringir el acceso al aborto muy severamente. Incluso, se prohibirá en casos de violación o cuando haya riesgos en la salud de la persona gestante. Esto ya está pasando en Estados como Texas o Wisconsin. Puede que algunas mujeres puedan viajar a los Estados donde sí esta permitido, pero no todas podrán hacrelo", expresó.

Además, la profesora advirtió que esto podría tener un efecto en la regióm: "Esta decisión puede impcatar en otros países y, en la región, me temo que se traslade a Brasil".

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20 a 22, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

La Corte Suprema de EE.UU. anuló el fallo que despenalizaba el aborto

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló el fallo del caso Roe vs. Wade, que desde 1973 garantizaba el derecho al aborto en todo el país. La decisión informada este viernes fue tomada por cinco jueces del tribunal con mayoría conservadora a través de una sentencia sobre un caso impulsado desde el estado de Mississippi, en el que se planteaba prohibir la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) después de la semana 15 de gestación.

"La Constitución no hace referencia al aborto, y ningún derecho del estilo está protegido implícitamente por ninguna provisión constitucional" que abogue por "derechos no mencionados en la Constitución" pero estén "implícitos en el concepto de libertad ordenada", aseguró en su voto el supremo Samuel Alito, apoyado por el presidente del cuerpo John Roberts y los jueces Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

En defensa del fallo Roe vs. Wade votaron Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan. "Con pena por esta Corte, pero todavía más por los millones de mujeres norteamericanas que hoy perdieron una protección constitucional fundamental, disentimos", escribieron.

De esta manera, el acceso al aborto deja de ser un derecho constitucional para personas gestantes, y la legalidad de la práctica pasa a ser potestad de cada uno de los 50 estados del país.

26 estados anularían el derecho al aborto

La voluntad de la Corte Suprema estadounidense sobre el tema se había anticipado en mayo, cuando el medio Político filtró un borrador de opinión mayoritaria escrito por el juez Alito. A partir de entonces, 26 de los 51 estados del país anticiparon medidas restrictivas para el aborto en sus jurisdicciones. En esas subdivisiones nacionales, entonces, las leyes podrían endurecer las condiciones para la práctica o, directamente, prohibirla.

El presidente Biden criticó la decisión de la Corte

Al respecto de la decisión del máximo tribunal, que revoca 49 años de la consagración de la IVE como derecho constitucional en Estados Unidos, el presidente Joe Biden dijo que "un día triste para la Corte Suprema y el país". En el mismo sentido, planteó que "la salud y la vida de las mujeres en este país están en riesgo ahora".

Durante un discurso en la Casa Blanca, el mandatario advirtió, además, que la postura expresada por el juez Thomas en el fallo pone en peligro otros derechos, como el de usar métodos anticonceptivos y el del matrimonio igualitario. Es que en la sentencia, el magistrado manifestó que se deben "revisar" fallos anteriores que protejan esas garantías.

Líderes políticos reaccionan a la anulación de Roe vs Wade

La presidenta de la Cámara baja de Estados Unidos, Nancy Pelosi, calificó la decisión de la Corte Suprema como "un insulto y una cachetada a las mujeres". "Esta decisión cruel es escandalosa y descorazonadora. Como mujer, como madre y como abuela es muy triste ver a las jóvenes con menos derechos que sus predecesoras", afirmó.

El expresidente estadounidense Barack Obama también se pronuncio al respecto y consideró la decisión del supremo es devastadora. "La Corte Suprema no sólo revirtió casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses", indicó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, recordó este viernes a los estados que pueden mantener el derecho al aborto en sus territorios. Sin embargo el fiscal de Texas, Ken Paxton, celebró la decisión y aseguró que va a declarar esta fecha como una fiesta.

Para el partido Republicano el avance contra el derecho a decidir sobre sus cuerpos de las mujeres y personas gestantes estadounidenses supone una “victoria histórica”. Así lo calificó el líder de la minoría republicana en el senado, Mitch Mcconnell, que agregó que la decisión de la corte suprema fue “valiente y correcta”. 

Alerta por un posible impacto en la región 

Alicia Yamin, profesora de Derecho y Salud Pública en la Universidad de Harvard, afirmó a IP Noticias que la decisión de la Corte Suprema fue "devastadora" porque "elimina un derecho fundamental que las mujeres tuvimos en este país durante más de medio siglo". 

"Estados Unidos es federal y, básicamente, en la mitad de los Estados van a restringir el acceso al aborto muy severamente. Incluso, se prohibirá en casos de violación o cuando haya riesgos en la salud de la persona gestante. Esto ya está pasando en Estados como Texas o Wisconsin. Puede que algunas mujeres puedan viajar a los Estados donde sí esta permitido, pero no todas podrán hacrelo", expresó.

Además, la profesora advirtió que esto podría tener un efecto en la regióm: "Esta decisión puede impcatar en otros países y, en la región, me temo que se traslade a Brasil".

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20 a 22, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló el fallo del caso Roe vs. Wade, que desde 1973 garantizaba el derecho al aborto en todo el país. La decisión informada este viernes fue tomada por cinco jueces del tribunal con mayoría conservadora a través de una sentencia sobre un caso impulsado desde el estado de Mississippi, en el que se planteaba prohibir la interrupción voluntaria del embarazo (IVE) después de la semana 15 de gestación.

"La Constitución no hace referencia al aborto, y ningún derecho del estilo está protegido implícitamente por ninguna provisión constitucional" que abogue por "derechos no mencionados en la Constitución" pero estén "implícitos en el concepto de libertad ordenada", aseguró en su voto el supremo Samuel Alito, apoyado por el presidente del cuerpo John Roberts y los jueces Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett.

En defensa del fallo Roe vs. Wade votaron Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan. "Con pena por esta Corte, pero todavía más por los millones de mujeres norteamericanas que hoy perdieron una protección constitucional fundamental, disentimos", escribieron.

De esta manera, el acceso al aborto deja de ser un derecho constitucional para personas gestantes, y la legalidad de la práctica pasa a ser potestad de cada uno de los 50 estados del país.

26 estados anularían el derecho al aborto

La voluntad de la Corte Suprema estadounidense sobre el tema se había anticipado en mayo, cuando el medio Político filtró un borrador de opinión mayoritaria escrito por el juez Alito. A partir de entonces, 26 de los 51 estados del país anticiparon medidas restrictivas para el aborto en sus jurisdicciones. En esas subdivisiones nacionales, entonces, las leyes podrían endurecer las condiciones para la práctica o, directamente, prohibirla.

El presidente Biden criticó la decisión de la Corte

Al respecto de la decisión del máximo tribunal, que revoca 49 años de la consagración de la IVE como derecho constitucional en Estados Unidos, el presidente Joe Biden dijo que "un día triste para la Corte Suprema y el país". En el mismo sentido, planteó que "la salud y la vida de las mujeres en este país están en riesgo ahora".

Durante un discurso en la Casa Blanca, el mandatario advirtió, además, que la postura expresada por el juez Thomas en el fallo pone en peligro otros derechos, como el de usar métodos anticonceptivos y el del matrimonio igualitario. Es que en la sentencia, el magistrado manifestó que se deben "revisar" fallos anteriores que protejan esas garantías.

Líderes políticos reaccionan a la anulación de Roe vs Wade

La presidenta de la Cámara baja de Estados Unidos, Nancy Pelosi, calificó la decisión de la Corte Suprema como "un insulto y una cachetada a las mujeres". "Esta decisión cruel es escandalosa y descorazonadora. Como mujer, como madre y como abuela es muy triste ver a las jóvenes con menos derechos que sus predecesoras", afirmó.

El expresidente estadounidense Barack Obama también se pronuncio al respecto y consideró la decisión del supremo es devastadora. "La Corte Suprema no sólo revirtió casi 50 años de precedentes, sino que relegó la decisión más intensamente personal que alguien puede tomar a los caprichos de políticos e ideólogos, atacando las libertades esenciales de millones de estadounidenses", indicó en su cuenta de Twitter.

Por su parte, el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, recordó este viernes a los estados que pueden mantener el derecho al aborto en sus territorios. Sin embargo el fiscal de Texas, Ken Paxton, celebró la decisión y aseguró que va a declarar esta fecha como una fiesta.

Para el partido Republicano el avance contra el derecho a decidir sobre sus cuerpos de las mujeres y personas gestantes estadounidenses supone una “victoria histórica”. Así lo calificó el líder de la minoría republicana en el senado, Mitch Mcconnell, que agregó que la decisión de la corte suprema fue “valiente y correcta”. 

Alerta por un posible impacto en la región 

Alicia Yamin, profesora de Derecho y Salud Pública en la Universidad de Harvard, afirmó a IP Noticias que la decisión de la Corte Suprema fue "devastadora" porque "elimina un derecho fundamental que las mujeres tuvimos en este país durante más de medio siglo". 

"Estados Unidos es federal y, básicamente, en la mitad de los Estados van a restringir el acceso al aborto muy severamente. Incluso, se prohibirá en casos de violación o cuando haya riesgos en la salud de la persona gestante. Esto ya está pasando en Estados como Texas o Wisconsin. Puede que algunas mujeres puedan viajar a los Estados donde sí esta permitido, pero no todas podrán hacrelo", expresó.

Además, la profesora advirtió que esto podría tener un efecto en la regióm: "Esta decisión puede impcatar en otros países y, en la región, me temo que se traslade a Brasil".

IP Noticias Edición Central se emite por la pantalla de IP de lunes a viernes de 20 a 22, con la conducción de Noelia Barral Grigera y Gabriel Sued.

Ver más
Ver más