Mendoza: la Justicia autorizó a dos hombres a ser padres por gestación solidaria

Dos hombres de Mendoza podrán ser padres a través de una gestación solidaria. Se trata del primer fallo de este tipo en la provincia.

Placeholder del video

La Justicia de Mendoza autorizó a dos hombres a ser padres mediante una gestación solidaria. La sentencia fue firmada por el juez de familia y violencia, Marcos Krochik, quien habilitó que una vez nacido el bebé sea inscrito en el Registro Civil como hijo de ambos. Se trata del primer fallo de este tipo en dicha provincia.

Se trata de Gastón Martín y Rodrigo Gajardo, dos mendocionos que desde hace años están en pareja y deseaban formar una familia. Tras acudir a la Justicia, el magristrado los autorizó a que el bebé pueda ser inscrito como hijo de ambos. El bebé tendrá como gestante a la hermana de uno de ellos y el óvulo de una ovodonación externa. 

¿Qué es la gestación solidaria?

La gestación solidaria se da cuando una mujer lleva adelante un embarazo en favor de otra o de una pareja que, por alguna razón, no puede llevar a cabo un embarazo de forma altruista. Este mecanismo debe consolidarse consensuadamente entre las partes y no debe incluír intercambio monetario de por medio. En Argentina la práctica es legal pero no está regulada por ningún tipo de norma y, ante este vacío legal, las personas que desean ser padres o madres por este método deben recurrir a la Justicia.

Esta técnica refiere a un contrato oneroso entre los comitentes, que serían los padres intencionales, personas que quieren tener un hijo mediante esta técnica, y la gestante, que pone el cuerpo, vientre y útero para que facundar el embrión y dar a luz al bebé.

La gestación solidaria no está prohibida en Argentina, a diferencia del alquiler de vientre que sí está penado y donde media un intercambio de dinero entre los padres comitentes y los gestantes. La Constitución Argentina prohíbe esta práctica por afectar a la normativa del Código Civil y Comercial, a la dignidad y para evitar que haya un abuso de una posición socioeconómica de una persona sobre otra.

Mendoza: la Justicia autorizó a dos hombres a ser padres por gestación solidaria

La Justicia de Mendoza autorizó a dos hombres a ser padres mediante una gestación solidaria. La sentencia fue firmada por el juez de familia y violencia, Marcos Krochik, quien habilitó que una vez nacido el bebé sea inscrito en el Registro Civil como hijo de ambos. Se trata del primer fallo de este tipo en dicha provincia.

Se trata de Gastón Martín y Rodrigo Gajardo, dos mendocionos que desde hace años están en pareja y deseaban formar una familia. Tras acudir a la Justicia, el magristrado los autorizó a que el bebé pueda ser inscrito como hijo de ambos. El bebé tendrá como gestante a la hermana de uno de ellos y el óvulo de una ovodonación externa. 

¿Qué es la gestación solidaria?

La gestación solidaria se da cuando una mujer lleva adelante un embarazo en favor de otra o de una pareja que, por alguna razón, no puede llevar a cabo un embarazo de forma altruista. Este mecanismo debe consolidarse consensuadamente entre las partes y no debe incluír intercambio monetario de por medio. En Argentina la práctica es legal pero no está regulada por ningún tipo de norma y, ante este vacío legal, las personas que desean ser padres o madres por este método deben recurrir a la Justicia.

Esta técnica refiere a un contrato oneroso entre los comitentes, que serían los padres intencionales, personas que quieren tener un hijo mediante esta técnica, y la gestante, que pone el cuerpo, vientre y útero para que facundar el embrión y dar a luz al bebé.

La gestación solidaria no está prohibida en Argentina, a diferencia del alquiler de vientre que sí está penado y donde media un intercambio de dinero entre los padres comitentes y los gestantes. La Constitución Argentina prohíbe esta práctica por afectar a la normativa del Código Civil y Comercial, a la dignidad y para evitar que haya un abuso de una posición socioeconómica de una persona sobre otra.

La Justicia de Mendoza autorizó a dos hombres a ser padres mediante una gestación solidaria. La sentencia fue firmada por el juez de familia y violencia, Marcos Krochik, quien habilitó que una vez nacido el bebé sea inscrito en el Registro Civil como hijo de ambos. Se trata del primer fallo de este tipo en dicha provincia.

Se trata de Gastón Martín y Rodrigo Gajardo, dos mendocionos que desde hace años están en pareja y deseaban formar una familia. Tras acudir a la Justicia, el magristrado los autorizó a que el bebé pueda ser inscrito como hijo de ambos. El bebé tendrá como gestante a la hermana de uno de ellos y el óvulo de una ovodonación externa. 

¿Qué es la gestación solidaria?

La gestación solidaria se da cuando una mujer lleva adelante un embarazo en favor de otra o de una pareja que, por alguna razón, no puede llevar a cabo un embarazo de forma altruista. Este mecanismo debe consolidarse consensuadamente entre las partes y no debe incluír intercambio monetario de por medio. En Argentina la práctica es legal pero no está regulada por ningún tipo de norma y, ante este vacío legal, las personas que desean ser padres o madres por este método deben recurrir a la Justicia.

Esta técnica refiere a un contrato oneroso entre los comitentes, que serían los padres intencionales, personas que quieren tener un hijo mediante esta técnica, y la gestante, que pone el cuerpo, vientre y útero para que facundar el embrión y dar a luz al bebé.

La gestación solidaria no está prohibida en Argentina, a diferencia del alquiler de vientre que sí está penado y donde media un intercambio de dinero entre los padres comitentes y los gestantes. La Constitución Argentina prohíbe esta práctica por afectar a la normativa del Código Civil y Comercial, a la dignidad y para evitar que haya un abuso de una posición socioeconómica de una persona sobre otra.

Ver más
Ver más