Placeholder del video

Georgina Orellano: "Soy trabajadora de los sectores populares"

La militante feminista y prostituta Gorgina Orellano dialogó en Imagen Positiva acerca de la lucha del feminismo y el derecho a la prostitución. Orellano reivindica a la prostitución como un trabajo y es cuestionada por sectores feministas que no contemplan a esta práctica como tal, sino que la consideran explotación sexual. Dentro del movimiento, Georgina pelea por la despenalización del trabajo sexual. También es secretaria general del sindicato Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), fundado en 1994  para defender a los derechos de las prostitutas y abogar por la despenalización de la práctica sexual.

La palabra de Orellano

Georgina tocó varios temas relativos a la lucha feminista y a la reivindicación del trabajo sexual. Ambas luchas las lleva adelante desde sus inicios en la militancia de AMMAR, en 2010, que luego la llevaría a ser designada secretaria del organismo. "Nosotras discutimos en el interior del movimiento y ya no nos duele la palabra 'puta'", explicó en diálogo con Nicolás Artusi para la sección "Café del Día", de Imagen Positiva. La trabajadora sexual también publicó un libro llamado "Puta Feminista: historias de una trabajadora sexual", donde cuenta distintas anécdotas relacionadas a su actividad.

"Quiero tener derechos laborales: ese es el proyecto colectivo que tenemos. Hace diez años atrás te hubiese dicho que quería tener una casa propia, pero ahora ya entendí que eso no va a pasar. Si mi trabajo no está reconocido no voy a poder entrar nunca a algún programa de gobierno que me facilite esa posibilidad", explicó Orellano. 

Podés ver Imagen Positiva de lunes a viernes con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de 9 hs a 12 hs por IP Noticias

 

Georgina Orellano: "Soy trabajadora de los sectores populares"

La militante feminista y prostituta Gorgina Orellano dialogó en Imagen Positiva acerca de la lucha del feminismo y el derecho a la prostitución. Orellano reivindica a la prostitución como un trabajo y es cuestionada por sectores feministas que no contemplan a esta práctica como tal, sino que la consideran explotación sexual. Dentro del movimiento, Georgina pelea por la despenalización del trabajo sexual. También es secretaria general del sindicato Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), fundado en 1994  para defender a los derechos de las prostitutas y abogar por la despenalización de la práctica sexual.

La palabra de Orellano

Georgina tocó varios temas relativos a la lucha feminista y a la reivindicación del trabajo sexual. Ambas luchas las lleva adelante desde sus inicios en la militancia de AMMAR, en 2010, que luego la llevaría a ser designada secretaria del organismo. "Nosotras discutimos en el interior del movimiento y ya no nos duele la palabra 'puta'", explicó en diálogo con Nicolás Artusi para la sección "Café del Día", de Imagen Positiva. La trabajadora sexual también publicó un libro llamado "Puta Feminista: historias de una trabajadora sexual", donde cuenta distintas anécdotas relacionadas a su actividad.

"Quiero tener derechos laborales: ese es el proyecto colectivo que tenemos. Hace diez años atrás te hubiese dicho que quería tener una casa propia, pero ahora ya entendí que eso no va a pasar. Si mi trabajo no está reconocido no voy a poder entrar nunca a algún programa de gobierno que me facilite esa posibilidad", explicó Orellano. 

Podés ver Imagen Positiva de lunes a viernes con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de 9 hs a 12 hs por IP Noticias

 

La militante feminista y prostituta Gorgina Orellano dialogó en Imagen Positiva acerca de la lucha del feminismo y el derecho a la prostitución. Orellano reivindica a la prostitución como un trabajo y es cuestionada por sectores feministas que no contemplan a esta práctica como tal, sino que la consideran explotación sexual. Dentro del movimiento, Georgina pelea por la despenalización del trabajo sexual. También es secretaria general del sindicato Asociación de Mujeres Meretrices de Argentina (AMMAR), fundado en 1994  para defender a los derechos de las prostitutas y abogar por la despenalización de la práctica sexual.

La palabra de Orellano

Georgina tocó varios temas relativos a la lucha feminista y a la reivindicación del trabajo sexual. Ambas luchas las lleva adelante desde sus inicios en la militancia de AMMAR, en 2010, que luego la llevaría a ser designada secretaria del organismo. "Nosotras discutimos en el interior del movimiento y ya no nos duele la palabra 'puta'", explicó en diálogo con Nicolás Artusi para la sección "Café del Día", de Imagen Positiva. La trabajadora sexual también publicó un libro llamado "Puta Feminista: historias de una trabajadora sexual", donde cuenta distintas anécdotas relacionadas a su actividad.

"Quiero tener derechos laborales: ese es el proyecto colectivo que tenemos. Hace diez años atrás te hubiese dicho que quería tener una casa propia, pero ahora ya entendí que eso no va a pasar. Si mi trabajo no está reconocido no voy a poder entrar nunca a algún programa de gobierno que me facilite esa posibilidad", explicó Orellano. 

Podés ver Imagen Positiva de lunes a viernes con Paloma Bosker y Nicolás Artusi de 9 hs a 12 hs por IP Noticias

 

Ver más
Ver más