Placeholder del video

Lino Barañao: "Lo que tienen Cristina y Macri en común es el personalismo"

Lino Barañao, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación entre 2007 y 2018, rescató la figura de Cristina Fernández de Kirchner, a quien acompañó en sus dos mandatos presidenciales: "Es admirable. No es que coincida en todo, pero la entiendo. Considero que es más inteligente que todos los que la rodean". 

Agregó: "A ella le gusta discutir. Hemos discutido mal, de cortarnos el teléfono y al otro día comenzaba un acto sin mí, pero después le hacía un chiste y volvíamos. Nunca me negó nada", aseguró. Al contrario, dijo que Mauricio Macri "que no entendía" las ironías. 

"Lo que tienen Cristina y Macri en común es el personalismo, creerse por encima de las circunstancias", definió Barañao, que acompañó a la actual vicepresidenta desde 2007 a 2015 y luego quedó en la administración de Cambiemos, hasta 2018, cuando el ministerio pasó a Secretaría. En total, 12 años en la gestión de dos gobiernos contrapuestos.

Científico de carrera

Químico de carrera, en 1985, Barañao intentó una agrupación gremial en CONICET que finalmente se disolvió. De la comunidad científica asegura: "Hay un sector que no me quiere por una cuestión ideológica. En mi gestión traté de sacar a los científicos de la zona de confort, porque la ciencia tiene que tener como fin la creación y de divisas. Y los científicos no creen que esas sean sus responsabilidades".

También dijo que "no había una situación de tierra arrasada (en el área científica) como dijo la actual administración. Me dolió porque era falso. Pero es parte de la política". Y sumó: "Lo que más me duele es la balcanización que hay y que la gente a la que costó mucho tiempo formar no estén. La mayoría eran K y los mantuve durante la gestión macrista esperando que volviera el otro gobierno, y el actual gobierno los echó a todos. Es La Cámpora ahí adentro".

"Hay tres tribus [entre los científicos]. El CONICET, que es el Titanic, va solo. Y está volviendo a la cosa cientificista original. La agencia de Promoción que se descentralizó, vinculado con el Grupo Callao. Y en el ministerio está la tropa de Exactas, La Cámpora, la gente de Salvarezza. No hay coherencia", opinó.

Frente de Todos

"La crisis se explica porque el feedback no tiene relación con la eficiencia de gestión, el voto no está relacionado con cuán bueno sea. La gente ve su bolsillo. El votante especula que esa persona le va a mejorar la vida o coincide en la visión del mundo que tiene", sostuvo.

También consideró que "hay una visión cada vez más tribal" de la política. "No estamos preparados para vivir con más de 200 personas. Y en la política se da eso. Se va dividiendo en tribus que no es tanto por la ideología, sino con la dependencia del jefe de la tribu. Eso del jefe político, el caudillo", ensayó como explicación.

"El que tiene más relevancia es que el que se muestra más agresivo en la tele. Siempre vamos a elegir a un tipo agresivo y contestatario como jefe. Cristina es la amazona. El tipo que está mal va a elegir a alguien que tenga una actitud proactiva. Como estrategia para ganar votos es lo que ocurre. Es una relación de fuerzas", definió sobre los candidatos. 

Pandemia

"Si la pandemia hubiera sido en el gobierno de Macri, se hubiera complicado. Pero gracias a lo que pudimos mantener en la gestión de Macri se pudo responder", consideró el exministro. "El Comité científico −que asesoró a Alberto Fernández− actuó bien. Aconsejaron de acuerdo a lo que iba surgiendo, porque la evidencia científica no tenía una prueba contundente de que esto era grave, después sí. Pero las decisiones políticas las toma el presidente, no los científicos", consideró.

"La pandemia se manejó razonablemente bien. Sobre todo, porque ves Japón y China que optaron por cosas más estrictas y no por vacunar, la están pasando mal y nos van a pasar en números de casos y de muertos", estimó.

"La cuarentena probablemente haya sido extensa, pero me parece que se tomaron las decisiones más adecuadas en ese momento. Se tendría que haber dispuesto fondos superiores a los que se dieron si iba a tener esa extensión. Había mucho temor a las escenas de acumulación de pacientes y muertos fuera de los hospitales", reflexionó.

"El vacunatorio VIP fue una falta de ética importante, pero no fue el tema central de la pandemia. Mucho más importante fue haber conseguido las vacunas, haber hecho una campaña. Las aplicaciones CuidAr y demás están buenas y son mejores que las de otros países. Eso es lo rescatable. Lo otro se usa como argumento político", sostuvo.

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 hs por la pantalla de IP.

 

Lino Barañao: "Lo que tienen Cristina y Macri en común es el personalismo"

Lino Barañao, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación entre 2007 y 2018, rescató la figura de Cristina Fernández de Kirchner, a quien acompañó en sus dos mandatos presidenciales: "Es admirable. No es que coincida en todo, pero la entiendo. Considero que es más inteligente que todos los que la rodean". 

Agregó: "A ella le gusta discutir. Hemos discutido mal, de cortarnos el teléfono y al otro día comenzaba un acto sin mí, pero después le hacía un chiste y volvíamos. Nunca me negó nada", aseguró. Al contrario, dijo que Mauricio Macri "que no entendía" las ironías. 

"Lo que tienen Cristina y Macri en común es el personalismo, creerse por encima de las circunstancias", definió Barañao, que acompañó a la actual vicepresidenta desde 2007 a 2015 y luego quedó en la administración de Cambiemos, hasta 2018, cuando el ministerio pasó a Secretaría. En total, 12 años en la gestión de dos gobiernos contrapuestos.

Científico de carrera

Químico de carrera, en 1985, Barañao intentó una agrupación gremial en CONICET que finalmente se disolvió. De la comunidad científica asegura: "Hay un sector que no me quiere por una cuestión ideológica. En mi gestión traté de sacar a los científicos de la zona de confort, porque la ciencia tiene que tener como fin la creación y de divisas. Y los científicos no creen que esas sean sus responsabilidades".

También dijo que "no había una situación de tierra arrasada (en el área científica) como dijo la actual administración. Me dolió porque era falso. Pero es parte de la política". Y sumó: "Lo que más me duele es la balcanización que hay y que la gente a la que costó mucho tiempo formar no estén. La mayoría eran K y los mantuve durante la gestión macrista esperando que volviera el otro gobierno, y el actual gobierno los echó a todos. Es La Cámpora ahí adentro".

"Hay tres tribus [entre los científicos]. El CONICET, que es el Titanic, va solo. Y está volviendo a la cosa cientificista original. La agencia de Promoción que se descentralizó, vinculado con el Grupo Callao. Y en el ministerio está la tropa de Exactas, La Cámpora, la gente de Salvarezza. No hay coherencia", opinó.

Frente de Todos

"La crisis se explica porque el feedback no tiene relación con la eficiencia de gestión, el voto no está relacionado con cuán bueno sea. La gente ve su bolsillo. El votante especula que esa persona le va a mejorar la vida o coincide en la visión del mundo que tiene", sostuvo.

También consideró que "hay una visión cada vez más tribal" de la política. "No estamos preparados para vivir con más de 200 personas. Y en la política se da eso. Se va dividiendo en tribus que no es tanto por la ideología, sino con la dependencia del jefe de la tribu. Eso del jefe político, el caudillo", ensayó como explicación.

"El que tiene más relevancia es que el que se muestra más agresivo en la tele. Siempre vamos a elegir a un tipo agresivo y contestatario como jefe. Cristina es la amazona. El tipo que está mal va a elegir a alguien que tenga una actitud proactiva. Como estrategia para ganar votos es lo que ocurre. Es una relación de fuerzas", definió sobre los candidatos. 

Pandemia

"Si la pandemia hubiera sido en el gobierno de Macri, se hubiera complicado. Pero gracias a lo que pudimos mantener en la gestión de Macri se pudo responder", consideró el exministro. "El Comité científico −que asesoró a Alberto Fernández− actuó bien. Aconsejaron de acuerdo a lo que iba surgiendo, porque la evidencia científica no tenía una prueba contundente de que esto era grave, después sí. Pero las decisiones políticas las toma el presidente, no los científicos", consideró.

"La pandemia se manejó razonablemente bien. Sobre todo, porque ves Japón y China que optaron por cosas más estrictas y no por vacunar, la están pasando mal y nos van a pasar en números de casos y de muertos", estimó.

"La cuarentena probablemente haya sido extensa, pero me parece que se tomaron las decisiones más adecuadas en ese momento. Se tendría que haber dispuesto fondos superiores a los que se dieron si iba a tener esa extensión. Había mucho temor a las escenas de acumulación de pacientes y muertos fuera de los hospitales", reflexionó.

"El vacunatorio VIP fue una falta de ética importante, pero no fue el tema central de la pandemia. Mucho más importante fue haber conseguido las vacunas, haber hecho una campaña. Las aplicaciones CuidAr y demás están buenas y son mejores que las de otros países. Eso es lo rescatable. Lo otro se usa como argumento político", sostuvo.

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 hs por la pantalla de IP.

 

Lino Barañao, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación entre 2007 y 2018, rescató la figura de Cristina Fernández de Kirchner, a quien acompañó en sus dos mandatos presidenciales: "Es admirable. No es que coincida en todo, pero la entiendo. Considero que es más inteligente que todos los que la rodean". 

Agregó: "A ella le gusta discutir. Hemos discutido mal, de cortarnos el teléfono y al otro día comenzaba un acto sin mí, pero después le hacía un chiste y volvíamos. Nunca me negó nada", aseguró. Al contrario, dijo que Mauricio Macri "que no entendía" las ironías. 

"Lo que tienen Cristina y Macri en común es el personalismo, creerse por encima de las circunstancias", definió Barañao, que acompañó a la actual vicepresidenta desde 2007 a 2015 y luego quedó en la administración de Cambiemos, hasta 2018, cuando el ministerio pasó a Secretaría. En total, 12 años en la gestión de dos gobiernos contrapuestos.

Científico de carrera

Químico de carrera, en 1985, Barañao intentó una agrupación gremial en CONICET que finalmente se disolvió. De la comunidad científica asegura: "Hay un sector que no me quiere por una cuestión ideológica. En mi gestión traté de sacar a los científicos de la zona de confort, porque la ciencia tiene que tener como fin la creación y de divisas. Y los científicos no creen que esas sean sus responsabilidades".

También dijo que "no había una situación de tierra arrasada (en el área científica) como dijo la actual administración. Me dolió porque era falso. Pero es parte de la política". Y sumó: "Lo que más me duele es la balcanización que hay y que la gente a la que costó mucho tiempo formar no estén. La mayoría eran K y los mantuve durante la gestión macrista esperando que volviera el otro gobierno, y el actual gobierno los echó a todos. Es La Cámpora ahí adentro".

"Hay tres tribus [entre los científicos]. El CONICET, que es el Titanic, va solo. Y está volviendo a la cosa cientificista original. La agencia de Promoción que se descentralizó, vinculado con el Grupo Callao. Y en el ministerio está la tropa de Exactas, La Cámpora, la gente de Salvarezza. No hay coherencia", opinó.

Frente de Todos

"La crisis se explica porque el feedback no tiene relación con la eficiencia de gestión, el voto no está relacionado con cuán bueno sea. La gente ve su bolsillo. El votante especula que esa persona le va a mejorar la vida o coincide en la visión del mundo que tiene", sostuvo.

También consideró que "hay una visión cada vez más tribal" de la política. "No estamos preparados para vivir con más de 200 personas. Y en la política se da eso. Se va dividiendo en tribus que no es tanto por la ideología, sino con la dependencia del jefe de la tribu. Eso del jefe político, el caudillo", ensayó como explicación.

"El que tiene más relevancia es que el que se muestra más agresivo en la tele. Siempre vamos a elegir a un tipo agresivo y contestatario como jefe. Cristina es la amazona. El tipo que está mal va a elegir a alguien que tenga una actitud proactiva. Como estrategia para ganar votos es lo que ocurre. Es una relación de fuerzas", definió sobre los candidatos. 

Pandemia

"Si la pandemia hubiera sido en el gobierno de Macri, se hubiera complicado. Pero gracias a lo que pudimos mantener en la gestión de Macri se pudo responder", consideró el exministro. "El Comité científico −que asesoró a Alberto Fernández− actuó bien. Aconsejaron de acuerdo a lo que iba surgiendo, porque la evidencia científica no tenía una prueba contundente de que esto era grave, después sí. Pero las decisiones políticas las toma el presidente, no los científicos", consideró.

"La pandemia se manejó razonablemente bien. Sobre todo, porque ves Japón y China que optaron por cosas más estrictas y no por vacunar, la están pasando mal y nos van a pasar en números de casos y de muertos", estimó.

"La cuarentena probablemente haya sido extensa, pero me parece que se tomaron las decisiones más adecuadas en ese momento. Se tendría que haber dispuesto fondos superiores a los que se dieron si iba a tener esa extensión. Había mucho temor a las escenas de acumulación de pacientes y muertos fuera de los hospitales", reflexionó.

"El vacunatorio VIP fue una falta de ética importante, pero no fue el tema central de la pandemia. Mucho más importante fue haber conseguido las vacunas, haber hecho una campaña. Las aplicaciones CuidAr y demás están buenas y son mejores que las de otros países. Eso es lo rescatable. Lo otro se usa como argumento político", sostuvo.

Identidades, conducido por Mariana Verón, se transmite todos los sábados a las 22 hs por la pantalla de IP.

 

Ver más
Ver más