Comienza el juicio contra Higui: la defensa busca su absolución

En 2016, Higui fue acusada de homicidio simple por defenderse de hombres que intentaron violarla y la golpearon hasta dejarla inconsciente. "Fue un intento de crimen de odio", dijo su abogada.

Placeholder del video

Agrupaciones feministas acompañaron Higui en la puerta del Juzgado de Garantías 6 de San Martín, en el marco del inicio del juicio en su contra. Al grito de "Higui, Higui, Higui corazón, acá tenés las tortas para tu absolución", una multitud recibió a Eva Analía de Jesús, que está acusada de "homicidio simple" por defenderse de un ataque lesboodiante en octubre de 2016. 

La estrategia de la defensa apunta a conseguir la absolución de Higui, por considerar que actuó en legítima defensa cuando un grupo de varones la abordó en el barrio Mariló de San Miguel e intentó realizar una "violación correctiva" por su condición de lesbiana.

"Para nosotras son importantes los años que pasaron, por la Ley Micaela todos los jueces tuvieron que tener estos cursos y están obligados a resolver con perspectiva de género", expresó la abogada de Higui, Gabriela Conder. Además, la defensora subrayó que la condición socioeconómica de su defendida profundizó las desigualdades ante la Justicia. 

Actualmente, Higui vive en un barrio humilde y tiene miedo del resultado del juicio, que puede llegar a darle una condena de entre 8 a 25 años de privación de la libertad, contó su abogada. "Defenderse es nuestro derecho, cuando alguien nos dice ‘te voy a matar’ nos tenemos que defender y no se nos tiene que criminalizar por eso", resaltó Conder.

Un intento de crimen de odio

El martes 15 de marzo comienza el juicio contra Eva Analía "Higui" De Jesús, imputada por "homicidio simple" por defenderse de un grupo de hombres que la golpeó e intentó violarla en 2016 para "sacarle lo lesbiana". El caso se convirtió en un emblema de la lucha del movimiento LGBTIQ+ y los feminismos. Luego de diversas marchas en su apoyo, en 2017 se logró la excarcelación y se espera que el Tribunal Oral en lo Criminal Número 7 de San Martín dicte su absolución.

La letrada Gabriela Conder señaló en comunicación con IP que el ataque se produjo "porque es lesbiana": "La agresión buscaba cambiar su inclinación sexual y su manera de ser. Fue un intento de crimen de odio. Ella está muy angustiada por todo este proceso y tiene mucho miedo", señaló.

"Tenemos cita para el 15, 16, 17 y 22 de marzo. Creo que después de la fecha de debate, el jurado tendrá una resolución, la cual espero que sea ejemplar y que los jueces fallen con perspectiva de género", expresó Conder.

Los detalles del caso

El 16 de octubre de 2016, Higui fue a visitar a su hermana en Lomas de Mariló, un barrio de la localidad de Bella Vista, para celebrar el Día de la Madre con su familia. Al despedirse, en un pasillo entre dos casas se cruzó con un grupo de hombres que la atacó en conjunto.

En medio de la golpiza, uno de los atacantes la amenazó: "Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana". Ante la desesperación, Higui sacó un cuchillo de jardinería que llevaba encima y se defendió clavándoselo al hombre que tenía encima. Era Cristian Rubén Espósito, un hombre que desde hacía años la acosaba por ser lesbiana y que murió producto de la defensa de Higui. El resto la golpeó hasta dejarla inconsciente.

De Jesús fue procesada por homicidio simple por el Juzgado de Garantías 6 de San Martín tras una breve instrucción de la Unidad Fiscal 25 y estuvo presa hasta junio de 2017, cuando la lucha de los movimientos feministas y de derechos humanos lograron que la Justicia dicte su excarcelación.

La figura de la legítima defensa

Acorralada por los ataques a golpes y la amenaza de ser violada, Higui se defendió con una herramienta de trabajo que llevaba encima. La mujer, de 1.50 metros de altura le dio un puntazo a uno de los agresores mientras los otros siguieron violentándola hasta dejarla inconsciente y tirada en el piso. Higui despertó cuando llegó la Policía, que nunca le creyó que actuó en legítima defensa y terminó presa en un calabozo de Bella Vista.

La mujer estuvo varios días detenida sin saber de qué se la acusaba y sin atención médica para analizar el efecto de los diversos golpes que recibió. La investigación del caso se llevó adelante sin perspectiva de género. "Si la causa hubiese tenido perspectiva de género, ya estaría absuelta", remarcó su abogada. 

"Una mujer tiene derecho a defenderse y no ser criminalizada por eso. Espero que los jueces consideren que defenderse no es un delito, sobre todo en un país donde tenemos cifras alarmantes de femicidios con una mujer asesinada cada 30 horas", finalizó. 

Comienza el juicio contra Higui: la defensa busca su absolución

Agrupaciones feministas acompañaron Higui en la puerta del Juzgado de Garantías 6 de San Martín, en el marco del inicio del juicio en su contra. Al grito de "Higui, Higui, Higui corazón, acá tenés las tortas para tu absolución", una multitud recibió a Eva Analía de Jesús, que está acusada de "homicidio simple" por defenderse de un ataque lesboodiante en octubre de 2016. 

La estrategia de la defensa apunta a conseguir la absolución de Higui, por considerar que actuó en legítima defensa cuando un grupo de varones la abordó en el barrio Mariló de San Miguel e intentó realizar una "violación correctiva" por su condición de lesbiana.

"Para nosotras son importantes los años que pasaron, por la Ley Micaela todos los jueces tuvieron que tener estos cursos y están obligados a resolver con perspectiva de género", expresó la abogada de Higui, Gabriela Conder. Además, la defensora subrayó que la condición socioeconómica de su defendida profundizó las desigualdades ante la Justicia. 

Actualmente, Higui vive en un barrio humilde y tiene miedo del resultado del juicio, que puede llegar a darle una condena de entre 8 a 25 años de privación de la libertad, contó su abogada. "Defenderse es nuestro derecho, cuando alguien nos dice ‘te voy a matar’ nos tenemos que defender y no se nos tiene que criminalizar por eso", resaltó Conder.

Un intento de crimen de odio

El martes 15 de marzo comienza el juicio contra Eva Analía "Higui" De Jesús, imputada por "homicidio simple" por defenderse de un grupo de hombres que la golpeó e intentó violarla en 2016 para "sacarle lo lesbiana". El caso se convirtió en un emblema de la lucha del movimiento LGBTIQ+ y los feminismos. Luego de diversas marchas en su apoyo, en 2017 se logró la excarcelación y se espera que el Tribunal Oral en lo Criminal Número 7 de San Martín dicte su absolución.

La letrada Gabriela Conder señaló en comunicación con IP que el ataque se produjo "porque es lesbiana": "La agresión buscaba cambiar su inclinación sexual y su manera de ser. Fue un intento de crimen de odio. Ella está muy angustiada por todo este proceso y tiene mucho miedo", señaló.

"Tenemos cita para el 15, 16, 17 y 22 de marzo. Creo que después de la fecha de debate, el jurado tendrá una resolución, la cual espero que sea ejemplar y que los jueces fallen con perspectiva de género", expresó Conder.

Los detalles del caso

El 16 de octubre de 2016, Higui fue a visitar a su hermana en Lomas de Mariló, un barrio de la localidad de Bella Vista, para celebrar el Día de la Madre con su familia. Al despedirse, en un pasillo entre dos casas se cruzó con un grupo de hombres que la atacó en conjunto.

En medio de la golpiza, uno de los atacantes la amenazó: "Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana". Ante la desesperación, Higui sacó un cuchillo de jardinería que llevaba encima y se defendió clavándoselo al hombre que tenía encima. Era Cristian Rubén Espósito, un hombre que desde hacía años la acosaba por ser lesbiana y que murió producto de la defensa de Higui. El resto la golpeó hasta dejarla inconsciente.

De Jesús fue procesada por homicidio simple por el Juzgado de Garantías 6 de San Martín tras una breve instrucción de la Unidad Fiscal 25 y estuvo presa hasta junio de 2017, cuando la lucha de los movimientos feministas y de derechos humanos lograron que la Justicia dicte su excarcelación.

La figura de la legítima defensa

Acorralada por los ataques a golpes y la amenaza de ser violada, Higui se defendió con una herramienta de trabajo que llevaba encima. La mujer, de 1.50 metros de altura le dio un puntazo a uno de los agresores mientras los otros siguieron violentándola hasta dejarla inconsciente y tirada en el piso. Higui despertó cuando llegó la Policía, que nunca le creyó que actuó en legítima defensa y terminó presa en un calabozo de Bella Vista.

La mujer estuvo varios días detenida sin saber de qué se la acusaba y sin atención médica para analizar el efecto de los diversos golpes que recibió. La investigación del caso se llevó adelante sin perspectiva de género. "Si la causa hubiese tenido perspectiva de género, ya estaría absuelta", remarcó su abogada. 

"Una mujer tiene derecho a defenderse y no ser criminalizada por eso. Espero que los jueces consideren que defenderse no es un delito, sobre todo en un país donde tenemos cifras alarmantes de femicidios con una mujer asesinada cada 30 horas", finalizó. 

Agrupaciones feministas acompañaron Higui en la puerta del Juzgado de Garantías 6 de San Martín, en el marco del inicio del juicio en su contra. Al grito de "Higui, Higui, Higui corazón, acá tenés las tortas para tu absolución", una multitud recibió a Eva Analía de Jesús, que está acusada de "homicidio simple" por defenderse de un ataque lesboodiante en octubre de 2016. 

La estrategia de la defensa apunta a conseguir la absolución de Higui, por considerar que actuó en legítima defensa cuando un grupo de varones la abordó en el barrio Mariló de San Miguel e intentó realizar una "violación correctiva" por su condición de lesbiana.

"Para nosotras son importantes los años que pasaron, por la Ley Micaela todos los jueces tuvieron que tener estos cursos y están obligados a resolver con perspectiva de género", expresó la abogada de Higui, Gabriela Conder. Además, la defensora subrayó que la condición socioeconómica de su defendida profundizó las desigualdades ante la Justicia. 

Actualmente, Higui vive en un barrio humilde y tiene miedo del resultado del juicio, que puede llegar a darle una condena de entre 8 a 25 años de privación de la libertad, contó su abogada. "Defenderse es nuestro derecho, cuando alguien nos dice ‘te voy a matar’ nos tenemos que defender y no se nos tiene que criminalizar por eso", resaltó Conder.

Un intento de crimen de odio

El martes 15 de marzo comienza el juicio contra Eva Analía "Higui" De Jesús, imputada por "homicidio simple" por defenderse de un grupo de hombres que la golpeó e intentó violarla en 2016 para "sacarle lo lesbiana". El caso se convirtió en un emblema de la lucha del movimiento LGBTIQ+ y los feminismos. Luego de diversas marchas en su apoyo, en 2017 se logró la excarcelación y se espera que el Tribunal Oral en lo Criminal Número 7 de San Martín dicte su absolución.

La letrada Gabriela Conder señaló en comunicación con IP que el ataque se produjo "porque es lesbiana": "La agresión buscaba cambiar su inclinación sexual y su manera de ser. Fue un intento de crimen de odio. Ella está muy angustiada por todo este proceso y tiene mucho miedo", señaló.

"Tenemos cita para el 15, 16, 17 y 22 de marzo. Creo que después de la fecha de debate, el jurado tendrá una resolución, la cual espero que sea ejemplar y que los jueces fallen con perspectiva de género", expresó Conder.

Los detalles del caso

El 16 de octubre de 2016, Higui fue a visitar a su hermana en Lomas de Mariló, un barrio de la localidad de Bella Vista, para celebrar el Día de la Madre con su familia. Al despedirse, en un pasillo entre dos casas se cruzó con un grupo de hombres que la atacó en conjunto.

En medio de la golpiza, uno de los atacantes la amenazó: "Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana". Ante la desesperación, Higui sacó un cuchillo de jardinería que llevaba encima y se defendió clavándoselo al hombre que tenía encima. Era Cristian Rubén Espósito, un hombre que desde hacía años la acosaba por ser lesbiana y que murió producto de la defensa de Higui. El resto la golpeó hasta dejarla inconsciente.

De Jesús fue procesada por homicidio simple por el Juzgado de Garantías 6 de San Martín tras una breve instrucción de la Unidad Fiscal 25 y estuvo presa hasta junio de 2017, cuando la lucha de los movimientos feministas y de derechos humanos lograron que la Justicia dicte su excarcelación.

La figura de la legítima defensa

Acorralada por los ataques a golpes y la amenaza de ser violada, Higui se defendió con una herramienta de trabajo que llevaba encima. La mujer, de 1.50 metros de altura le dio un puntazo a uno de los agresores mientras los otros siguieron violentándola hasta dejarla inconsciente y tirada en el piso. Higui despertó cuando llegó la Policía, que nunca le creyó que actuó en legítima defensa y terminó presa en un calabozo de Bella Vista.

La mujer estuvo varios días detenida sin saber de qué se la acusaba y sin atención médica para analizar el efecto de los diversos golpes que recibió. La investigación del caso se llevó adelante sin perspectiva de género. "Si la causa hubiese tenido perspectiva de género, ya estaría absuelta", remarcó su abogada. 

"Una mujer tiene derecho a defenderse y no ser criminalizada por eso. Espero que los jueces consideren que defenderse no es un delito, sobre todo en un país donde tenemos cifras alarmantes de femicidios con una mujer asesinada cada 30 horas", finalizó. 

Ver más
Ver más