Acusan al Papa emérito Benedicto XVI de ser cómplice de pedofilia

El informe reveló cientos de casos de abuso sexual en la archidiócesis de Múnich cometidos entre 1945 y 2019. Los investigadores creen que el ex pontífice conocía los crímenes y no hizo nada al respecto.

Un informe sobre presuntos abusos sexuales en la archidiócesis alemana de Múnich, que se presentó este 20 de enero, acusó al Papa emérito Benedicto XVI de no haber actuado en al menos cuatro casos de pedofilia ocurridos bajo su conducción.

El documento, elaborado por el equipo de abogados Westpfahl Spilker Wastl (WSW), contempla casos de abusos sexuales ocurridos en el ámbito de la Iglesia católica en esa archidiócesis entre los años 1945 y 2019. En el mismo se contabilizan cientos de crímenes sexuales cometidos a lo largo de décadas y se responsabiliza a las sucesivas jerarquías eclesiásticas de no haber actuado o incluso haberlos encubierto.

El abogado Martín Pusch apuntó contra Benedicto XVI, quien fue arzobispo de Múnich entre 1977 y 1982, y aseguró que "él fue informado sobre los hechos y creemos que puede ser acusado de conducta inapropiada en cuatro casos de abuso cometidos durante su mandato y sancionados por el Estado".

Además cuestionó que, cuando ocurrieron esos crímenes, "los sacerdotes continuaron trabajando sin sanciones y la Iglesia no hizo nada. Aunque Benedicto afirmó que desconocía los casos, creemos que no es así".

Los investigadores indican que Benedicto XVI tuvo conocimiento del caso del párroco identificado como Peter H., quien en 1980 fue trasladado del obispado de Essen al de Múnich tras haber sido acusado de pedófilo y que en su nuevo destino siguió cometiendo abusos.

El pontífice emérito de 94 años, que vive recluido en el Vaticano desde su renuncia en 2013, envió a los abogados un documento de 82 páginas sobre el tema, cuyo contenido aún no se dio a conocer.

Abusos sexuales en la Iglesia: un escándalo histórico

Los abusos dentro de la Iglesia católica no son sorpresa: en distintas ocasiones se han desatado escándalos en distintos países por revelarse casos de pedofilia por parte de los religiosos. En Alemania, por ejemplo, en 2018 un informe reveló que al menos 3.677 niños habían sido abusados sexualmente desde 1946 por más de mil clérigos alemanes y que la mayoría de esto nunca fueron sancionados. 

El 4 de enero pasado se dio a conocer un fallo del Tribunal N°4 de Mendoza contra la Iglesia católica de Argentina, que determinó el resarcimiento económico de 14,4 millones de pesos a un interno del Instituto Próvolo. Se trata de la primera sentencia civil referida a los abusos sexuales dentro del instituto para niños hipoacúsicos, caso por el cual se condenó a dos sacerdotes a más de 40 años de prisión.

La novedad judicial se conoció a cinco años del inicio de la causa, que en noviembre de 2019 derivó en la condena de los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, el primero a 45 años de prisión y el segundo a 42. Ambos fueron juzgados por haber abusado sexualmente de niños y adolescentes sordos e hipoacúsicos en el ámbito del Próvolo. También fue condenado un jardinero de la misma institución, Armando Gómez, a 18 años de prisión.

"Es un fallo que marca un hito en la historia de la Justicia mendocina, no sólo por ser el primero en este tipo de delitos aberrantes, sino también porque se aplican normas de derecho constitucional, con absoluta perspectiva de derechos humanos", sostuvieron los abogados Oscar Barrera y Leandro Lanci, representantes de las víctimas. 

Acusan al Papa emérito Benedicto XVI de ser cómplice de pedofilia

Un informe sobre presuntos abusos sexuales en la archidiócesis alemana de Múnich, que se presentó este 20 de enero, acusó al Papa emérito Benedicto XVI de no haber actuado en al menos cuatro casos de pedofilia ocurridos bajo su conducción.

El documento, elaborado por el equipo de abogados Westpfahl Spilker Wastl (WSW), contempla casos de abusos sexuales ocurridos en el ámbito de la Iglesia católica en esa archidiócesis entre los años 1945 y 2019. En el mismo se contabilizan cientos de crímenes sexuales cometidos a lo largo de décadas y se responsabiliza a las sucesivas jerarquías eclesiásticas de no haber actuado o incluso haberlos encubierto.

El abogado Martín Pusch apuntó contra Benedicto XVI, quien fue arzobispo de Múnich entre 1977 y 1982, y aseguró que "él fue informado sobre los hechos y creemos que puede ser acusado de conducta inapropiada en cuatro casos de abuso cometidos durante su mandato y sancionados por el Estado".

Además cuestionó que, cuando ocurrieron esos crímenes, "los sacerdotes continuaron trabajando sin sanciones y la Iglesia no hizo nada. Aunque Benedicto afirmó que desconocía los casos, creemos que no es así".

Los investigadores indican que Benedicto XVI tuvo conocimiento del caso del párroco identificado como Peter H., quien en 1980 fue trasladado del obispado de Essen al de Múnich tras haber sido acusado de pedófilo y que en su nuevo destino siguió cometiendo abusos.

El pontífice emérito de 94 años, que vive recluido en el Vaticano desde su renuncia en 2013, envió a los abogados un documento de 82 páginas sobre el tema, cuyo contenido aún no se dio a conocer.

Abusos sexuales en la Iglesia: un escándalo histórico

Los abusos dentro de la Iglesia católica no son sorpresa: en distintas ocasiones se han desatado escándalos en distintos países por revelarse casos de pedofilia por parte de los religiosos. En Alemania, por ejemplo, en 2018 un informe reveló que al menos 3.677 niños habían sido abusados sexualmente desde 1946 por más de mil clérigos alemanes y que la mayoría de esto nunca fueron sancionados. 

El 4 de enero pasado se dio a conocer un fallo del Tribunal N°4 de Mendoza contra la Iglesia católica de Argentina, que determinó el resarcimiento económico de 14,4 millones de pesos a un interno del Instituto Próvolo. Se trata de la primera sentencia civil referida a los abusos sexuales dentro del instituto para niños hipoacúsicos, caso por el cual se condenó a dos sacerdotes a más de 40 años de prisión.

La novedad judicial se conoció a cinco años del inicio de la causa, que en noviembre de 2019 derivó en la condena de los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, el primero a 45 años de prisión y el segundo a 42. Ambos fueron juzgados por haber abusado sexualmente de niños y adolescentes sordos e hipoacúsicos en el ámbito del Próvolo. También fue condenado un jardinero de la misma institución, Armando Gómez, a 18 años de prisión.

"Es un fallo que marca un hito en la historia de la Justicia mendocina, no sólo por ser el primero en este tipo de delitos aberrantes, sino también porque se aplican normas de derecho constitucional, con absoluta perspectiva de derechos humanos", sostuvieron los abogados Oscar Barrera y Leandro Lanci, representantes de las víctimas. 

Un informe sobre presuntos abusos sexuales en la archidiócesis alemana de Múnich, que se presentó este 20 de enero, acusó al Papa emérito Benedicto XVI de no haber actuado en al menos cuatro casos de pedofilia ocurridos bajo su conducción.

El documento, elaborado por el equipo de abogados Westpfahl Spilker Wastl (WSW), contempla casos de abusos sexuales ocurridos en el ámbito de la Iglesia católica en esa archidiócesis entre los años 1945 y 2019. En el mismo se contabilizan cientos de crímenes sexuales cometidos a lo largo de décadas y se responsabiliza a las sucesivas jerarquías eclesiásticas de no haber actuado o incluso haberlos encubierto.

El abogado Martín Pusch apuntó contra Benedicto XVI, quien fue arzobispo de Múnich entre 1977 y 1982, y aseguró que "él fue informado sobre los hechos y creemos que puede ser acusado de conducta inapropiada en cuatro casos de abuso cometidos durante su mandato y sancionados por el Estado".

Además cuestionó que, cuando ocurrieron esos crímenes, "los sacerdotes continuaron trabajando sin sanciones y la Iglesia no hizo nada. Aunque Benedicto afirmó que desconocía los casos, creemos que no es así".

Los investigadores indican que Benedicto XVI tuvo conocimiento del caso del párroco identificado como Peter H., quien en 1980 fue trasladado del obispado de Essen al de Múnich tras haber sido acusado de pedófilo y que en su nuevo destino siguió cometiendo abusos.

El pontífice emérito de 94 años, que vive recluido en el Vaticano desde su renuncia en 2013, envió a los abogados un documento de 82 páginas sobre el tema, cuyo contenido aún no se dio a conocer.

Abusos sexuales en la Iglesia: un escándalo histórico

Los abusos dentro de la Iglesia católica no son sorpresa: en distintas ocasiones se han desatado escándalos en distintos países por revelarse casos de pedofilia por parte de los religiosos. En Alemania, por ejemplo, en 2018 un informe reveló que al menos 3.677 niños habían sido abusados sexualmente desde 1946 por más de mil clérigos alemanes y que la mayoría de esto nunca fueron sancionados. 

El 4 de enero pasado se dio a conocer un fallo del Tribunal N°4 de Mendoza contra la Iglesia católica de Argentina, que determinó el resarcimiento económico de 14,4 millones de pesos a un interno del Instituto Próvolo. Se trata de la primera sentencia civil referida a los abusos sexuales dentro del instituto para niños hipoacúsicos, caso por el cual se condenó a dos sacerdotes a más de 40 años de prisión.

La novedad judicial se conoció a cinco años del inicio de la causa, que en noviembre de 2019 derivó en la condena de los curas Horacio Corbacho y Nicola Corradi, el primero a 45 años de prisión y el segundo a 42. Ambos fueron juzgados por haber abusado sexualmente de niños y adolescentes sordos e hipoacúsicos en el ámbito del Próvolo. También fue condenado un jardinero de la misma institución, Armando Gómez, a 18 años de prisión.

"Es un fallo que marca un hito en la historia de la Justicia mendocina, no sólo por ser el primero en este tipo de delitos aberrantes, sino también porque se aplican normas de derecho constitucional, con absoluta perspectiva de derechos humanos", sostuvieron los abogados Oscar Barrera y Leandro Lanci, representantes de las víctimas. 

Ver más
Ver más