Caso Lucas González: realizaron la reconstrucción, con la presencia de los policías procesados

Realizan la reconstrucción del crimen de Lucas González en la esquina de Luna e Iriarte, Barracas, desde donde salieron los jóvenes cuando fueron interceptados por los policías que les dispararon.

Placeholder del video

La reconstrucción del crimen de Lucas González, el joven de 17 años asesinado de un balazo por Policías de a Ciudad cuando iba en auto junto a tres amigos por el barrio porteño de Barracas el 17 de noviembre último, se realizó con la presencia de los tres policías acusados de homicidio y los seis imputados de encubrimiento

La diligencia comenzó en el cruce de las calles Luna e Iriarte, a metros del club Barracas Central, desde donde salieron los jóvenes de entrenar cuando fueron interceptados por los efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 que les dispararon. "A fin de evitar cualquier tipo de nuevos planteos que conlleve a dilatar o afectar la presente diligencia estimo conducente que la misma sea presenciada por la totalidad de los abogados defensores presentados en la causa y notificar a todos los encausados de la potestad que revisten en intervenir en la reconstrucción", manifestó el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, en referencia a la suspensión de la medida la semana pasada, el martes de 30 de noviembre

La fiscalía había considerado entonces, luego de recibir asesoramiento de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas Dirección de Asistencia y Orientación a la Víctima (Dovic), que era revictimizante someter a los chicos que sobrevivieron al ataque a enfrentarse cara a cara a los acusados y por eso no convocó a los policías. Sin embargo el juez del caso, Martín Del Viso, hizo lugar al pedido de la defensa para evitar futuras nulidades.

Por eso, al solicitarle al magistrado que fije nueva fecha para la reconstrucción, el fiscal consideró que "debería ordenarle al personal policial que colaborará con este Ministerio Público Fiscal en el acto en cuestión que asegure la prohibición de mantener ninguna clase de contacto directo entre los defensores y los imputados para con las víctimas ni sus familiares, bajo apercibimiento de incurrir en un delito de acción pública (art. 249 del C.P.), a fin de no revictimizar a los niños ni que sus dichos se puedan ver afectados".

Para Gregorio Dalbón, los policías actuaron con "odio y racismo"

El abogado de la familia de Lucas González, Gregorio Dalbon, aseguró que los policías de la Ciudad mataron al joven "por odio y racismo". En declaraciones a la prensa, aseguró que se trataba de efectivos "profesionales" y que "sabían lo que hacían". También remarcó la carga racista con la que los policías se dirigieron a los amigos de Lucas el día que balearon el auto en el que se trasladaban. "Les decían villeros y negros de mierda", indicó.

La expectativa del letrado es que haya prisión preventiva y procesamientos para quienes participaron del asesinato del adolescente y que el caso tenga un fallo ejemplificador. De esta manera, "la policía va a empezar a trabajar para cuidarnos como corresponde" y aquellos que no cumplan con la ley serán sancionados, manifestó Dalbon. En tanto a la instancia de juicio, el abogado consideró que al juez a cargo "no le va a quedar alternativa de darles una pena de prisión perpetua" a los policías implicados.

 

Prisión preventiva para los tres policías por el homicidio calificado

Los policías Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi fueron procesados con prisión preventiva por el homicidio calificado de Lucas González, por considerar que procedieron de forma "arbitraria, irracional e ilegal" y que luego "urdieron una trama para tergiversar los hechos". La resolución del juez de Instrucción Martín Del Viso recayó sobre los efectivos, a quienes también les trabó un embargo de 1.800.000 pesos sobre sus bienes a cada uno. "Es histórico. Hace dos semanas era un enfrentamiento, los pibes estaban presos y los policías libres. No salen más", dijo al agencia Télam Gregorio Dalbón.

Según el fallo de 91 páginas , el magistrado los procesó por el homicidio doblemente agravado de Lucas "por haber mediado alevosía y por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones", en concurso ideal con la "tentativa de homicidio agravado por idénticos incisos" de los tres amigos que iban con el adolescente al momento del ataque. También los consideró "coautores materiales" del delito de "falsedad ideológica" y de la "privación ilegal de la libertad" de los tres chicos que fueron detenidos tras los disparos. Para el juez, la persecución que terminó con el ataque a balazos fue "arbitraria, irracional e ilegal".
 

Caso Lucas González: realizaron la reconstrucción, con la presencia de los policías procesados

La reconstrucción del crimen de Lucas González, el joven de 17 años asesinado de un balazo por Policías de a Ciudad cuando iba en auto junto a tres amigos por el barrio porteño de Barracas el 17 de noviembre último, se realizó con la presencia de los tres policías acusados de homicidio y los seis imputados de encubrimiento

La diligencia comenzó en el cruce de las calles Luna e Iriarte, a metros del club Barracas Central, desde donde salieron los jóvenes de entrenar cuando fueron interceptados por los efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 que les dispararon. "A fin de evitar cualquier tipo de nuevos planteos que conlleve a dilatar o afectar la presente diligencia estimo conducente que la misma sea presenciada por la totalidad de los abogados defensores presentados en la causa y notificar a todos los encausados de la potestad que revisten en intervenir en la reconstrucción", manifestó el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, en referencia a la suspensión de la medida la semana pasada, el martes de 30 de noviembre

La fiscalía había considerado entonces, luego de recibir asesoramiento de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas Dirección de Asistencia y Orientación a la Víctima (Dovic), que era revictimizante someter a los chicos que sobrevivieron al ataque a enfrentarse cara a cara a los acusados y por eso no convocó a los policías. Sin embargo el juez del caso, Martín Del Viso, hizo lugar al pedido de la defensa para evitar futuras nulidades.

Por eso, al solicitarle al magistrado que fije nueva fecha para la reconstrucción, el fiscal consideró que "debería ordenarle al personal policial que colaborará con este Ministerio Público Fiscal en el acto en cuestión que asegure la prohibición de mantener ninguna clase de contacto directo entre los defensores y los imputados para con las víctimas ni sus familiares, bajo apercibimiento de incurrir en un delito de acción pública (art. 249 del C.P.), a fin de no revictimizar a los niños ni que sus dichos se puedan ver afectados".

Para Gregorio Dalbón, los policías actuaron con "odio y racismo"

El abogado de la familia de Lucas González, Gregorio Dalbon, aseguró que los policías de la Ciudad mataron al joven "por odio y racismo". En declaraciones a la prensa, aseguró que se trataba de efectivos "profesionales" y que "sabían lo que hacían". También remarcó la carga racista con la que los policías se dirigieron a los amigos de Lucas el día que balearon el auto en el que se trasladaban. "Les decían villeros y negros de mierda", indicó.

La expectativa del letrado es que haya prisión preventiva y procesamientos para quienes participaron del asesinato del adolescente y que el caso tenga un fallo ejemplificador. De esta manera, "la policía va a empezar a trabajar para cuidarnos como corresponde" y aquellos que no cumplan con la ley serán sancionados, manifestó Dalbon. En tanto a la instancia de juicio, el abogado consideró que al juez a cargo "no le va a quedar alternativa de darles una pena de prisión perpetua" a los policías implicados.

 

Prisión preventiva para los tres policías por el homicidio calificado

Los policías Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi fueron procesados con prisión preventiva por el homicidio calificado de Lucas González, por considerar que procedieron de forma "arbitraria, irracional e ilegal" y que luego "urdieron una trama para tergiversar los hechos". La resolución del juez de Instrucción Martín Del Viso recayó sobre los efectivos, a quienes también les trabó un embargo de 1.800.000 pesos sobre sus bienes a cada uno. "Es histórico. Hace dos semanas era un enfrentamiento, los pibes estaban presos y los policías libres. No salen más", dijo al agencia Télam Gregorio Dalbón.

Según el fallo de 91 páginas , el magistrado los procesó por el homicidio doblemente agravado de Lucas "por haber mediado alevosía y por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones", en concurso ideal con la "tentativa de homicidio agravado por idénticos incisos" de los tres amigos que iban con el adolescente al momento del ataque. También los consideró "coautores materiales" del delito de "falsedad ideológica" y de la "privación ilegal de la libertad" de los tres chicos que fueron detenidos tras los disparos. Para el juez, la persecución que terminó con el ataque a balazos fue "arbitraria, irracional e ilegal".
 

La reconstrucción del crimen de Lucas González, el joven de 17 años asesinado de un balazo por Policías de a Ciudad cuando iba en auto junto a tres amigos por el barrio porteño de Barracas el 17 de noviembre último, se realizó con la presencia de los tres policías acusados de homicidio y los seis imputados de encubrimiento

La diligencia comenzó en el cruce de las calles Luna e Iriarte, a metros del club Barracas Central, desde donde salieron los jóvenes de entrenar cuando fueron interceptados por los efectivos de la Brigada de Investigaciones de la Comuna 4 que les dispararon. "A fin de evitar cualquier tipo de nuevos planteos que conlleve a dilatar o afectar la presente diligencia estimo conducente que la misma sea presenciada por la totalidad de los abogados defensores presentados en la causa y notificar a todos los encausados de la potestad que revisten en intervenir en la reconstrucción", manifestó el fiscal de la causa, Leonel Gómez Barbella, en referencia a la suspensión de la medida la semana pasada, el martes de 30 de noviembre

La fiscalía había considerado entonces, luego de recibir asesoramiento de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas Dirección de Asistencia y Orientación a la Víctima (Dovic), que era revictimizante someter a los chicos que sobrevivieron al ataque a enfrentarse cara a cara a los acusados y por eso no convocó a los policías. Sin embargo el juez del caso, Martín Del Viso, hizo lugar al pedido de la defensa para evitar futuras nulidades.

Por eso, al solicitarle al magistrado que fije nueva fecha para la reconstrucción, el fiscal consideró que "debería ordenarle al personal policial que colaborará con este Ministerio Público Fiscal en el acto en cuestión que asegure la prohibición de mantener ninguna clase de contacto directo entre los defensores y los imputados para con las víctimas ni sus familiares, bajo apercibimiento de incurrir en un delito de acción pública (art. 249 del C.P.), a fin de no revictimizar a los niños ni que sus dichos se puedan ver afectados".

Para Gregorio Dalbón, los policías actuaron con "odio y racismo"

El abogado de la familia de Lucas González, Gregorio Dalbon, aseguró que los policías de la Ciudad mataron al joven "por odio y racismo". En declaraciones a la prensa, aseguró que se trataba de efectivos "profesionales" y que "sabían lo que hacían". También remarcó la carga racista con la que los policías se dirigieron a los amigos de Lucas el día que balearon el auto en el que se trasladaban. "Les decían villeros y negros de mierda", indicó.

La expectativa del letrado es que haya prisión preventiva y procesamientos para quienes participaron del asesinato del adolescente y que el caso tenga un fallo ejemplificador. De esta manera, "la policía va a empezar a trabajar para cuidarnos como corresponde" y aquellos que no cumplan con la ley serán sancionados, manifestó Dalbon. En tanto a la instancia de juicio, el abogado consideró que al juez a cargo "no le va a quedar alternativa de darles una pena de prisión perpetua" a los policías implicados.

 

Prisión preventiva para los tres policías por el homicidio calificado

Los policías Juan José Nieva, Fabián López y Gabriel Issasi fueron procesados con prisión preventiva por el homicidio calificado de Lucas González, por considerar que procedieron de forma "arbitraria, irracional e ilegal" y que luego "urdieron una trama para tergiversar los hechos". La resolución del juez de Instrucción Martín Del Viso recayó sobre los efectivos, a quienes también les trabó un embargo de 1.800.000 pesos sobre sus bienes a cada uno. "Es histórico. Hace dos semanas era un enfrentamiento, los pibes estaban presos y los policías libres. No salen más", dijo al agencia Télam Gregorio Dalbón.

Según el fallo de 91 páginas , el magistrado los procesó por el homicidio doblemente agravado de Lucas "por haber mediado alevosía y por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones", en concurso ideal con la "tentativa de homicidio agravado por idénticos incisos" de los tres amigos que iban con el adolescente al momento del ataque. También los consideró "coautores materiales" del delito de "falsedad ideológica" y de la "privación ilegal de la libertad" de los tres chicos que fueron detenidos tras los disparos. Para el juez, la persecución que terminó con el ataque a balazos fue "arbitraria, irracional e ilegal".
 

Ver más
Ver más