Placeholder del video

"Sexistimos", el libro de un atleta olímpico argentino que habla de sexo y discapacidad

El esquiador profesional Enrique Plantey es parapléjico desde los 11 años y junto a su novia Triana Bonilla escribió "Sexistimos", un libro que derriba mitos sobre sexualidad y discapacidad. El atleta representó a la Argentina en los Juegos Paralímpicos de Sochi (2014) y Pyeongchang (2018) en la categoría esquí alpino adaptado. Su novia Triana es una enfermera española con la que sale desde hace 8 años. Ambos decidieron escribir "Sexistimos", uniendo la palabra "sexo" con "existimos", para dar visibilidad a un tema tabú como la sexualidad en la discapacidad. 

"Sexistimos", un relato sobre el amor

Tanto Triana como Enrique dialogaron con IP Noticias y coincidieron en que "Sexistimos" fue una propuesta que surgió del amor. "Nos conocimos bailando en una discoteca de Buenos Aires. Enrique fue la primera persona que conocí con discapacidad, pero los tabúes se me derribaron automáticamente cuando conocí su personalidad y la química que generamos", recordó Triana. "En mi adolescencia tuve muchas dudas como cualquier niño que arranca su vida sexual. La verdad me hubiera gustado tener un libro como "Sexistimos", que abarca la sexualidad de todas las personas con discapacidad. Me parece que abordamos una información muy valiosa y despejamos muchas dudas", explicó Plantey vía zoom desde Suiza. 

El tabú del sexo en la discapacidad

Enrique también recordó que cuando era chico tuvo que luchar contra los prejuicios de una sociedad que no hablaba de sexo y discapacidad. "Hace treinta años atrás no existían las redes sociales y todo era mucho más complicado. Era difícil saber que la sexualidad de un discapacitado es igual a la de cualquier persona, con los mismos miedos y sensaciones", reflexionó Enrique. Además, Triana detalló que "hay gente que se queda discapacitada y anula muchísimas cosas de su vida y en ellas incluyen a la sexualidad como si no pudieran tener sexo nunca más. Esa es una irrealidad, porque si te quedás en silla de ruedas solo tenés que adaptarte como nos adaptamos, por ejemplo, a usar barbijo en la cuarentena". 

 

"Sexistimos", el libro de un atleta olímpico argentino que habla de sexo y discapacidad

El esquiador profesional Enrique Plantey es parapléjico desde los 11 años y junto a su novia Triana Bonilla escribió "Sexistimos", un libro que derriba mitos sobre sexualidad y discapacidad. El atleta representó a la Argentina en los Juegos Paralímpicos de Sochi (2014) y Pyeongchang (2018) en la categoría esquí alpino adaptado. Su novia Triana es una enfermera española con la que sale desde hace 8 años. Ambos decidieron escribir "Sexistimos", uniendo la palabra "sexo" con "existimos", para dar visibilidad a un tema tabú como la sexualidad en la discapacidad. 

"Sexistimos", un relato sobre el amor

Tanto Triana como Enrique dialogaron con IP Noticias y coincidieron en que "Sexistimos" fue una propuesta que surgió del amor. "Nos conocimos bailando en una discoteca de Buenos Aires. Enrique fue la primera persona que conocí con discapacidad, pero los tabúes se me derribaron automáticamente cuando conocí su personalidad y la química que generamos", recordó Triana. "En mi adolescencia tuve muchas dudas como cualquier niño que arranca su vida sexual. La verdad me hubiera gustado tener un libro como "Sexistimos", que abarca la sexualidad de todas las personas con discapacidad. Me parece que abordamos una información muy valiosa y despejamos muchas dudas", explicó Plantey vía zoom desde Suiza. 

El tabú del sexo en la discapacidad

Enrique también recordó que cuando era chico tuvo que luchar contra los prejuicios de una sociedad que no hablaba de sexo y discapacidad. "Hace treinta años atrás no existían las redes sociales y todo era mucho más complicado. Era difícil saber que la sexualidad de un discapacitado es igual a la de cualquier persona, con los mismos miedos y sensaciones", reflexionó Enrique. Además, Triana detalló que "hay gente que se queda discapacitada y anula muchísimas cosas de su vida y en ellas incluyen a la sexualidad como si no pudieran tener sexo nunca más. Esa es una irrealidad, porque si te quedás en silla de ruedas solo tenés que adaptarte como nos adaptamos, por ejemplo, a usar barbijo en la cuarentena". 

 

El esquiador profesional Enrique Plantey es parapléjico desde los 11 años y junto a su novia Triana Bonilla escribió "Sexistimos", un libro que derriba mitos sobre sexualidad y discapacidad. El atleta representó a la Argentina en los Juegos Paralímpicos de Sochi (2014) y Pyeongchang (2018) en la categoría esquí alpino adaptado. Su novia Triana es una enfermera española con la que sale desde hace 8 años. Ambos decidieron escribir "Sexistimos", uniendo la palabra "sexo" con "existimos", para dar visibilidad a un tema tabú como la sexualidad en la discapacidad. 

"Sexistimos", un relato sobre el amor

Tanto Triana como Enrique dialogaron con IP Noticias y coincidieron en que "Sexistimos" fue una propuesta que surgió del amor. "Nos conocimos bailando en una discoteca de Buenos Aires. Enrique fue la primera persona que conocí con discapacidad, pero los tabúes se me derribaron automáticamente cuando conocí su personalidad y la química que generamos", recordó Triana. "En mi adolescencia tuve muchas dudas como cualquier niño que arranca su vida sexual. La verdad me hubiera gustado tener un libro como "Sexistimos", que abarca la sexualidad de todas las personas con discapacidad. Me parece que abordamos una información muy valiosa y despejamos muchas dudas", explicó Plantey vía zoom desde Suiza. 

El tabú del sexo en la discapacidad

Enrique también recordó que cuando era chico tuvo que luchar contra los prejuicios de una sociedad que no hablaba de sexo y discapacidad. "Hace treinta años atrás no existían las redes sociales y todo era mucho más complicado. Era difícil saber que la sexualidad de un discapacitado es igual a la de cualquier persona, con los mismos miedos y sensaciones", reflexionó Enrique. Además, Triana detalló que "hay gente que se queda discapacitada y anula muchísimas cosas de su vida y en ellas incluyen a la sexualidad como si no pudieran tener sexo nunca más. Esa es una irrealidad, porque si te quedás en silla de ruedas solo tenés que adaptarte como nos adaptamos, por ejemplo, a usar barbijo en la cuarentena". 

 

Leer más