COVID-19: la nueva variante que apareció en Sudáfrica e Israel genera preocupación en la OMS

Expertos de la Organización Mundial de la Salud analizan la nueva variante de COVID-19 descubierta en Sudáfrica y detectada en Israel. Alemania, Reino Unido e Italia suspenden vuelos desde Sudáfrica.

Placeholder del video

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) analizan la nueva variante de COVID-19 descubierta en Sudáfrica y ya detectada en Israel. El grupo asesor de especialistas para nuevos patógenos analiza la información que se conoce de la variante B.1.1.529 junto a colegas sudafricanos, tal como lo adelantó la jefa de la unidad técnica anticovid de la organización, María Van Kerkhove.

"No conocemos mucho aún, sabemos que tiene un alto número de mutaciones, y la preocupación es que ello afecte al comportamiento del virus", explicó la experta, sobre la posibilidad de que el virus pueda aumentar su capacidad de transmisión o su resistencia ante tratamientos, diagnósticos y vacunas. Van Kerkhove indicó que "tomará unos días ver qué impacto puede tener y el potencial de las vacunas ante la variante". La nueva variante presenta "una constelación muy inusual de mutaciones", sostuvo el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP).

Israel: detectaron la nueva variante de COVID-19

Autoridades sanitarias israelíes informaron que detectaron un caso de la nueva variante de COVID-19 descubierta en Sudáfrica. Según los reportes oficiales se trata de un viajero proveniente de Malaui. Otros dos casos están en estudio, informó la agencia de noticias AFP. Naftali Bennet, primer ministro de Israel, convocó para las próximas horas a una reunión de urgencia con las autoridades sanitarias de todas las jurisdicciones para analizar los posibles riesgos de que esta variante se propague en el país y determinar si son necesarias nuevas medidas de cuidado. Por su parte, el Ministerio de Salud aclaró que las tres personas ya se habían vacunado. De todos modos, la comunidad científica investiga si los fármacos existentes son efectivos frente a la nueva variante.

La Comisión Europea propone suspender vuelos desde el sur de Africa

Debido al descubrimiento de esa nueva variante, la Comisión Europea propone suspender los vuelos procedentes del sur de África para retrasar la llegada de la nueva cepa de esta enfermedad. La iniciativa fue comunicada por Ursula von der Leyenm, presidenta de la Comisión Europea, en su cuenta de Twitter. En su mensaje, la funcionaria explicó que buscan "activar el freno de emergencia" mediante la interrupción de los vuelos procedentes desde el sur del continente africano.

Por su parte, autoridades de Alemania anunciaron que no admiten la llegada de viajeros procedentes de Sudáfrica. Un día antes, el Reino Unido había tomado una determinación similar. En tanto, Italia estableció una prohibición de ingreso al país para quienes hayan permanecido durante los últimos 14 días en Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini. En declaraciones a la agencia AFP, un vocero de la Comisión Europea confesó que "la situación está evolucionando muy rápido" y buscan tener "las máximas garantías para frenar la expansión de esta variante".

Qué pasa con las vacunas: comunicado de Pfizer-BioNTech

El laboratorio alemán BioNTech, socio de la empresa estadounidense Pfizer, anunció que tendrá a más tardar "en dos semanas" los primeros resultados de los estudios que determinarán si su vacuna protege contra esta nueva variante de COVID-19. "Hemos lanzado de inmediato estudios sobre la variante B.1.1.529", que "difiere claramente de las variantes ya conocidas porque tiene mutaciones adicionales en la proteína spike" característica del virus SARS-Cov-2, explicó una portavoz de la empresa.  "Pfizer y BioNTech se prepararon hace varios meses para ajustar su vacuna en menos de seis semanas y entregar las primeras dosis en 100 días" si una variante resultaba resistente, agregó.

 

COVID-19: la nueva variante que apareció en Sudáfrica e Israel genera preocupación en la OMS

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) analizan la nueva variante de COVID-19 descubierta en Sudáfrica y ya detectada en Israel. El grupo asesor de especialistas para nuevos patógenos analiza la información que se conoce de la variante B.1.1.529 junto a colegas sudafricanos, tal como lo adelantó la jefa de la unidad técnica anticovid de la organización, María Van Kerkhove.

"No conocemos mucho aún, sabemos que tiene un alto número de mutaciones, y la preocupación es que ello afecte al comportamiento del virus", explicó la experta, sobre la posibilidad de que el virus pueda aumentar su capacidad de transmisión o su resistencia ante tratamientos, diagnósticos y vacunas. Van Kerkhove indicó que "tomará unos días ver qué impacto puede tener y el potencial de las vacunas ante la variante". La nueva variante presenta "una constelación muy inusual de mutaciones", sostuvo el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP).

Israel: detectaron la nueva variante de COVID-19

Autoridades sanitarias israelíes informaron que detectaron un caso de la nueva variante de COVID-19 descubierta en Sudáfrica. Según los reportes oficiales se trata de un viajero proveniente de Malaui. Otros dos casos están en estudio, informó la agencia de noticias AFP. Naftali Bennet, primer ministro de Israel, convocó para las próximas horas a una reunión de urgencia con las autoridades sanitarias de todas las jurisdicciones para analizar los posibles riesgos de que esta variante se propague en el país y determinar si son necesarias nuevas medidas de cuidado. Por su parte, el Ministerio de Salud aclaró que las tres personas ya se habían vacunado. De todos modos, la comunidad científica investiga si los fármacos existentes son efectivos frente a la nueva variante.

La Comisión Europea propone suspender vuelos desde el sur de Africa

Debido al descubrimiento de esa nueva variante, la Comisión Europea propone suspender los vuelos procedentes del sur de África para retrasar la llegada de la nueva cepa de esta enfermedad. La iniciativa fue comunicada por Ursula von der Leyenm, presidenta de la Comisión Europea, en su cuenta de Twitter. En su mensaje, la funcionaria explicó que buscan "activar el freno de emergencia" mediante la interrupción de los vuelos procedentes desde el sur del continente africano.

Por su parte, autoridades de Alemania anunciaron que no admiten la llegada de viajeros procedentes de Sudáfrica. Un día antes, el Reino Unido había tomado una determinación similar. En tanto, Italia estableció una prohibición de ingreso al país para quienes hayan permanecido durante los últimos 14 días en Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini. En declaraciones a la agencia AFP, un vocero de la Comisión Europea confesó que "la situación está evolucionando muy rápido" y buscan tener "las máximas garantías para frenar la expansión de esta variante".

Qué pasa con las vacunas: comunicado de Pfizer-BioNTech

El laboratorio alemán BioNTech, socio de la empresa estadounidense Pfizer, anunció que tendrá a más tardar "en dos semanas" los primeros resultados de los estudios que determinarán si su vacuna protege contra esta nueva variante de COVID-19. "Hemos lanzado de inmediato estudios sobre la variante B.1.1.529", que "difiere claramente de las variantes ya conocidas porque tiene mutaciones adicionales en la proteína spike" característica del virus SARS-Cov-2, explicó una portavoz de la empresa.  "Pfizer y BioNTech se prepararon hace varios meses para ajustar su vacuna en menos de seis semanas y entregar las primeras dosis en 100 días" si una variante resultaba resistente, agregó.

 

Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) analizan la nueva variante de COVID-19 descubierta en Sudáfrica y ya detectada en Israel. El grupo asesor de especialistas para nuevos patógenos analiza la información que se conoce de la variante B.1.1.529 junto a colegas sudafricanos, tal como lo adelantó la jefa de la unidad técnica anticovid de la organización, María Van Kerkhove.

"No conocemos mucho aún, sabemos que tiene un alto número de mutaciones, y la preocupación es que ello afecte al comportamiento del virus", explicó la experta, sobre la posibilidad de que el virus pueda aumentar su capacidad de transmisión o su resistencia ante tratamientos, diagnósticos y vacunas. Van Kerkhove indicó que "tomará unos días ver qué impacto puede tener y el potencial de las vacunas ante la variante". La nueva variante presenta "una constelación muy inusual de mutaciones", sostuvo el profesor Tulio de Oliveira, de la Plataforma de Innovación en Investigación y Secuenciación de KwaZulu-Natal (KRISP).

Israel: detectaron la nueva variante de COVID-19

Autoridades sanitarias israelíes informaron que detectaron un caso de la nueva variante de COVID-19 descubierta en Sudáfrica. Según los reportes oficiales se trata de un viajero proveniente de Malaui. Otros dos casos están en estudio, informó la agencia de noticias AFP. Naftali Bennet, primer ministro de Israel, convocó para las próximas horas a una reunión de urgencia con las autoridades sanitarias de todas las jurisdicciones para analizar los posibles riesgos de que esta variante se propague en el país y determinar si son necesarias nuevas medidas de cuidado. Por su parte, el Ministerio de Salud aclaró que las tres personas ya se habían vacunado. De todos modos, la comunidad científica investiga si los fármacos existentes son efectivos frente a la nueva variante.

La Comisión Europea propone suspender vuelos desde el sur de Africa

Debido al descubrimiento de esa nueva variante, la Comisión Europea propone suspender los vuelos procedentes del sur de África para retrasar la llegada de la nueva cepa de esta enfermedad. La iniciativa fue comunicada por Ursula von der Leyenm, presidenta de la Comisión Europea, en su cuenta de Twitter. En su mensaje, la funcionaria explicó que buscan "activar el freno de emergencia" mediante la interrupción de los vuelos procedentes desde el sur del continente africano.

Por su parte, autoridades de Alemania anunciaron que no admiten la llegada de viajeros procedentes de Sudáfrica. Un día antes, el Reino Unido había tomado una determinación similar. En tanto, Italia estableció una prohibición de ingreso al país para quienes hayan permanecido durante los últimos 14 días en Sudáfrica, Lesoto, Botsuana, Zimbabwe, Mozambique, Namibia y Eswatini. En declaraciones a la agencia AFP, un vocero de la Comisión Europea confesó que "la situación está evolucionando muy rápido" y buscan tener "las máximas garantías para frenar la expansión de esta variante".

Qué pasa con las vacunas: comunicado de Pfizer-BioNTech

El laboratorio alemán BioNTech, socio de la empresa estadounidense Pfizer, anunció que tendrá a más tardar "en dos semanas" los primeros resultados de los estudios que determinarán si su vacuna protege contra esta nueva variante de COVID-19. "Hemos lanzado de inmediato estudios sobre la variante B.1.1.529", que "difiere claramente de las variantes ya conocidas porque tiene mutaciones adicionales en la proteína spike" característica del virus SARS-Cov-2, explicó una portavoz de la empresa.  "Pfizer y BioNTech se prepararon hace varios meses para ajustar su vacuna en menos de seis semanas y entregar las primeras dosis en 100 días" si una variante resultaba resistente, agregó.

 

Leer más