Ataque a Clarín: tiraron bombas molotov contra el edificio de Barracas

La empresa de medios y telecomunicaciones denunció que un grupo de encapuchados atacó con bombas molotov el frente de su edificio de la calle Piedras al 1700, en Barracas. 

El Grupo Clarín denunció que un grupo de encapuchados atacó con bombas molotov el frente de su edificio de la calle Piedras al 1700, en el barrio porteño de Barracas. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del edificio, que mostraron a una decena de personas con capuchas que arrojaron bombas de fabricación casera sobre la fachada del edificio. La situación fue denunciada por el Grupo Clarín, en el Juzgado Federal N°9 y la investigación quedó a cargo del juez Luis Rodríguez. 

¿Cómo fue el hecho?

Según publicó el diario Clarín, el ataque sucedió a las 23.05 de ayer. En ese momento, unas nueve personas encapuchadas se detuvieron frente al edificio de AGEA, encendieron botellas con combustible y las arrojaron contra la puerta principal. El medio detalló que los encapuchados arrojaron unas ocho molotov, que no provocaron heridos ni daños materiales, para luego darse a la fuga a pie. Tras el hecho, el grupo Clarín emitió un comunicado en el que reclamó el "urgente esclarecimiento" de lo sucedido, al mismo tiempo que calificaron el hecho como "una expresión violenta de intolerancia contra un medio".

El repudio del arco político

Líderes políticos de diferentes espacios repudiaron el ataque a la sede del Grupo Clarín. El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, fue uno de los primeros en manifestar su solidaridad desde Twitter: "La violencia siempre altera la convivencia democrática. Esperamos que los hechos se esclarezcan y los autores sean identificados a partir de la investigación que está en curso", declaró Fernández. 

Por su parte, la vicepresidenta Cristina Fernández se sumó al repudio y retuiteó lo expuesto por la cuenta de Twitter de La Cámpora.

En sintonía con estas publicaciones, el expresidente Mauricio Macri también se manifestó en redes: "El ataque a Clarín es un gravísimo intento de amedrentar al medio y a toda la prensa. Un hecho inaceptable que recuerda las prácticas violentas del pasado", remarcó el líder de la oposición.

 

Ataque a Clarín: tiraron bombas molotov contra el edificio de Barracas

El Grupo Clarín denunció que un grupo de encapuchados atacó con bombas molotov el frente de su edificio de la calle Piedras al 1700, en el barrio porteño de Barracas. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del edificio, que mostraron a una decena de personas con capuchas que arrojaron bombas de fabricación casera sobre la fachada del edificio. La situación fue denunciada por el Grupo Clarín, en el Juzgado Federal N°9 y la investigación quedó a cargo del juez Luis Rodríguez. 

¿Cómo fue el hecho?

Según publicó el diario Clarín, el ataque sucedió a las 23.05 de ayer. En ese momento, unas nueve personas encapuchadas se detuvieron frente al edificio de AGEA, encendieron botellas con combustible y las arrojaron contra la puerta principal. El medio detalló que los encapuchados arrojaron unas ocho molotov, que no provocaron heridos ni daños materiales, para luego darse a la fuga a pie. Tras el hecho, el grupo Clarín emitió un comunicado en el que reclamó el "urgente esclarecimiento" de lo sucedido, al mismo tiempo que calificaron el hecho como "una expresión violenta de intolerancia contra un medio".

El repudio del arco político

Líderes políticos de diferentes espacios repudiaron el ataque a la sede del Grupo Clarín. El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, fue uno de los primeros en manifestar su solidaridad desde Twitter: "La violencia siempre altera la convivencia democrática. Esperamos que los hechos se esclarezcan y los autores sean identificados a partir de la investigación que está en curso", declaró Fernández. 

Por su parte, la vicepresidenta Cristina Fernández se sumó al repudio y retuiteó lo expuesto por la cuenta de Twitter de La Cámpora.

En sintonía con estas publicaciones, el expresidente Mauricio Macri también se manifestó en redes: "El ataque a Clarín es un gravísimo intento de amedrentar al medio y a toda la prensa. Un hecho inaceptable que recuerda las prácticas violentas del pasado", remarcó el líder de la oposición.

 

El Grupo Clarín denunció que un grupo de encapuchados atacó con bombas molotov el frente de su edificio de la calle Piedras al 1700, en el barrio porteño de Barracas. El hecho quedó registrado por las cámaras de seguridad del edificio, que mostraron a una decena de personas con capuchas que arrojaron bombas de fabricación casera sobre la fachada del edificio. La situación fue denunciada por el Grupo Clarín, en el Juzgado Federal N°9 y la investigación quedó a cargo del juez Luis Rodríguez. 

¿Cómo fue el hecho?

Según publicó el diario Clarín, el ataque sucedió a las 23.05 de ayer. En ese momento, unas nueve personas encapuchadas se detuvieron frente al edificio de AGEA, encendieron botellas con combustible y las arrojaron contra la puerta principal. El medio detalló que los encapuchados arrojaron unas ocho molotov, que no provocaron heridos ni daños materiales, para luego darse a la fuga a pie. Tras el hecho, el grupo Clarín emitió un comunicado en el que reclamó el "urgente esclarecimiento" de lo sucedido, al mismo tiempo que calificaron el hecho como "una expresión violenta de intolerancia contra un medio".

El repudio del arco político

Líderes políticos de diferentes espacios repudiaron el ataque a la sede del Grupo Clarín. El Presidente de la Nación, Alberto Fernández, fue uno de los primeros en manifestar su solidaridad desde Twitter: "La violencia siempre altera la convivencia democrática. Esperamos que los hechos se esclarezcan y los autores sean identificados a partir de la investigación que está en curso", declaró Fernández. 

Por su parte, la vicepresidenta Cristina Fernández se sumó al repudio y retuiteó lo expuesto por la cuenta de Twitter de La Cámpora.

En sintonía con estas publicaciones, el expresidente Mauricio Macri también se manifestó en redes: "El ataque a Clarín es un gravísimo intento de amedrentar al medio y a toda la prensa. Un hecho inaceptable que recuerda las prácticas violentas del pasado", remarcó el líder de la oposición.

 

Leer más