Muerte en comisaría de San Clemente: declaró una de los nueve policías detenidos por el crimen

Una policía fue la única en declarar de los nueve agentes detenidos por la muerte de Alejandro Martínez, en la comisaría de San Clemente del Tuyú.

Una policía fue la única en declarar de los nueve agentes detenidos por la muerte de Alejandro Martínez, en la comisaría de San Clemente del Tuyú. La integrante de la fuerza policial relató que ella sólo participó de la detención de Martínez, en el Hotel Fountainebleau de la ciudad costera, por provocar daños a la propiedad.

Además, la agente explicó que Martínez "hablaba incoherencias" y "decía que lo querían matar", cuando fue apresado por la policía dentro del hotel. También declaró que el detenido que luego apareció muerto en la comisaría de San Clemente, expresó que "se le derretían los brazos" y que tenía la sensación de que "se electrocutaba". La única policía que declaró en la causa también dejó en claro que Martínez no ofreció resistencia hasta llegar a la puerta de la comisaría, cuando empezó a "pegar patadas" a sus compañeros. 

¿Qué versiones circulan sobre Martínez?

Distintas versiones son las que circulan sobre la personalidad de Alejandro Martínez, el hombre que fue hallado sin vida en la comisaría de San Clemente del Tuyú con signos de asfixia mecánica. Según fuentes cercanas al caso, hace dos años que Martínez se había ido a vivir a San Clemente, donde trabajaba de albañil y hacía "changas".

Sus compañeros de trabajo lo describieron como un "excelente profesional" que nunca tuvo problemas con sus horarios ni tomaba alcohol. "La tenía reclara con el oficio, era un señor albañil, yo era ayudante de él. Nunca hizo mención a drogas ni nada raro. Acá todos nos quedamos helados, más el contratista que fue quien nos contó el sábado; estaba muy amargado porque lo quería mucho. No lo podemos creer", declaró a la prensa local uno de sus ayudantes. 

En contraposición a estos dichos, el abogado de los policías detenidos, Marcos García, dijo que el hermano de Martínez declaró en la causa que el albañil tenía "problemas con las drogas duras desde los 18 años", y que le robó dinero para drogarse. 

Contradicciones policiales

Por otra parte, la hija de Martínez remarcó las contradicciones de la policía cuando ella pidió explicaciones por su padre. También detalló que en primer lugar le dijeron que su padre "había muerto en la vía pública" y luego le aclararon que "murió en el calabozo de una sobredosis".

Además, contó a medios locales de Brandsen, donde ella reside, que el celular de Martínez fue "borrado por completo". También resaltó la buena personalidad de su padre y que horas antes de su muerte habló con él y éste le dijo que la esperaba en San Clemente para "cumplir el sueño de poner una casa de comidas". 

Muerte en comisaría de San Clemente: declaró una de los nueve policías detenidos por el crimen

Una policía fue la única en declarar de los nueve agentes detenidos por la muerte de Alejandro Martínez, en la comisaría de San Clemente del Tuyú. La integrante de la fuerza policial relató que ella sólo participó de la detención de Martínez, en el Hotel Fountainebleau de la ciudad costera, por provocar daños a la propiedad.

Además, la agente explicó que Martínez "hablaba incoherencias" y "decía que lo querían matar", cuando fue apresado por la policía dentro del hotel. También declaró que el detenido que luego apareció muerto en la comisaría de San Clemente, expresó que "se le derretían los brazos" y que tenía la sensación de que "se electrocutaba". La única policía que declaró en la causa también dejó en claro que Martínez no ofreció resistencia hasta llegar a la puerta de la comisaría, cuando empezó a "pegar patadas" a sus compañeros. 

¿Qué versiones circulan sobre Martínez?

Distintas versiones son las que circulan sobre la personalidad de Alejandro Martínez, el hombre que fue hallado sin vida en la comisaría de San Clemente del Tuyú con signos de asfixia mecánica. Según fuentes cercanas al caso, hace dos años que Martínez se había ido a vivir a San Clemente, donde trabajaba de albañil y hacía "changas".

Sus compañeros de trabajo lo describieron como un "excelente profesional" que nunca tuvo problemas con sus horarios ni tomaba alcohol. "La tenía reclara con el oficio, era un señor albañil, yo era ayudante de él. Nunca hizo mención a drogas ni nada raro. Acá todos nos quedamos helados, más el contratista que fue quien nos contó el sábado; estaba muy amargado porque lo quería mucho. No lo podemos creer", declaró a la prensa local uno de sus ayudantes. 

En contraposición a estos dichos, el abogado de los policías detenidos, Marcos García, dijo que el hermano de Martínez declaró en la causa que el albañil tenía "problemas con las drogas duras desde los 18 años", y que le robó dinero para drogarse. 

Contradicciones policiales

Por otra parte, la hija de Martínez remarcó las contradicciones de la policía cuando ella pidió explicaciones por su padre. También detalló que en primer lugar le dijeron que su padre "había muerto en la vía pública" y luego le aclararon que "murió en el calabozo de una sobredosis".

Además, contó a medios locales de Brandsen, donde ella reside, que el celular de Martínez fue "borrado por completo". También resaltó la buena personalidad de su padre y que horas antes de su muerte habló con él y éste le dijo que la esperaba en San Clemente para "cumplir el sueño de poner una casa de comidas". 

Una policía fue la única en declarar de los nueve agentes detenidos por la muerte de Alejandro Martínez, en la comisaría de San Clemente del Tuyú. La integrante de la fuerza policial relató que ella sólo participó de la detención de Martínez, en el Hotel Fountainebleau de la ciudad costera, por provocar daños a la propiedad.

Además, la agente explicó que Martínez "hablaba incoherencias" y "decía que lo querían matar", cuando fue apresado por la policía dentro del hotel. También declaró que el detenido que luego apareció muerto en la comisaría de San Clemente, expresó que "se le derretían los brazos" y que tenía la sensación de que "se electrocutaba". La única policía que declaró en la causa también dejó en claro que Martínez no ofreció resistencia hasta llegar a la puerta de la comisaría, cuando empezó a "pegar patadas" a sus compañeros. 

¿Qué versiones circulan sobre Martínez?

Distintas versiones son las que circulan sobre la personalidad de Alejandro Martínez, el hombre que fue hallado sin vida en la comisaría de San Clemente del Tuyú con signos de asfixia mecánica. Según fuentes cercanas al caso, hace dos años que Martínez se había ido a vivir a San Clemente, donde trabajaba de albañil y hacía "changas".

Sus compañeros de trabajo lo describieron como un "excelente profesional" que nunca tuvo problemas con sus horarios ni tomaba alcohol. "La tenía reclara con el oficio, era un señor albañil, yo era ayudante de él. Nunca hizo mención a drogas ni nada raro. Acá todos nos quedamos helados, más el contratista que fue quien nos contó el sábado; estaba muy amargado porque lo quería mucho. No lo podemos creer", declaró a la prensa local uno de sus ayudantes. 

En contraposición a estos dichos, el abogado de los policías detenidos, Marcos García, dijo que el hermano de Martínez declaró en la causa que el albañil tenía "problemas con las drogas duras desde los 18 años", y que le robó dinero para drogarse. 

Contradicciones policiales

Por otra parte, la hija de Martínez remarcó las contradicciones de la policía cuando ella pidió explicaciones por su padre. También detalló que en primer lugar le dijeron que su padre "había muerto en la vía pública" y luego le aclararon que "murió en el calabozo de una sobredosis".

Además, contó a medios locales de Brandsen, donde ella reside, que el celular de Martínez fue "borrado por completo". También resaltó la buena personalidad de su padre y que horas antes de su muerte habló con él y éste le dijo que la esperaba en San Clemente para "cumplir el sueño de poner una casa de comidas". 

Leer más