Operaron a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Sanatorio Otamendi

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue operada en el Sanatorio Otamendi de una histerectomía, una intervención para extirpar el útero que requiere entre 3 y 5 días de reposo.

Placeholder del video

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue operada en el Sanatorio Otamendi, donde llegó este jueves pasadas las 6,30 de la mañana. Minutos después de las 10,30, la clínica emitió un parte médico oficial en el cual detalló que “el procedimiento ginecológico quirúrgico ha sido realizado por la vía laparoscópica", que el post operatorio de la vicepresidenta es "normal" y que se encuentra "en buen estado general de salud". El comunicado está firmado por la directora médica de la institución Marisa Lanfranconi.

La cirugía fue programada en coordinación con los médicos de la Presidencia de la Nación. Se adelantó que el alta le llegaría hacia el fin de la semana, ya que es una operación que requiere de entre 3 y 5 días de reposo estricto, y que luego necesitará cuidados en domicilio.

Qué es una histerectomía, la intervención a la que se someterá CFK

La histerectomía es una cirugía mediante la cual se extirpa el útero de un cuerpo femenino. La operación puede ser total, incluyendo la extracción del cuello uterino, o radical, donde además se extirpan los ovarios y trompas de Falopio, esta última puede realizarse de manera unilateral (un ovario y una trompa) o bilateral. Los diagnósticos posibles para determinar una intervención de estas características van desde fibromas en el aparato reproductor, endometriosis, prolapso uterino, cáncer en algún órgano del aparato, hemorragias o dolores crónicos.vcA causa de esta intervención, los ciclos menstruales y la fertilidad se interrumpen de por vida. En una histerectomía radical, la mujer entrará en período de menopausia, en caso de tener todavía sus ciclos menstruales. Luego de la cicatrización, el tejido de la vagina forma un tubo cerrado.

"Existen patologías benignas como los fibromas, que son arremolinamientos del tejido muscular, como ´bolitas´ que pueden causar sangrado y dolores. También hay causas malignas para realizar este tipo de intervención, como la patología endometrial", explicó el ginecólogo Adán Nabel, en diálogo con Imagen Positiva, por IP. El especialista también agregó que por la edad de la vicepresidenta y la frecuencia para este tipo de patologías, intuye que podría tratarse de una patología endometrial. "Por el orden de frecuencia uno pensaría que puede llegar a ser patología endometrial que podría ser maligna o pre maligna", indicó. 

Cuáles fueron las operaciones previas que atravesó Cristina Fernández de Kirchner

Previamente, la vicepresidenta atravesó otras dos operaciones por complicaciones en su estado de salud: la primera sucedió en enero de 2012, cuando debieron extraerle la glándula tiroidea en el Hospital Austral de la localidad bonaerense de Pilar. Si bien se sospechaba que podía ser un posible cáncer, los estudios posteriores a la intervención indicaron que los nódulos eran de tipo benigno.

Un año y medio después, en octubre del 2013, la entonces Presidenta de la Nación fue sometida a una cirugía en la Fundación Favaloro debido a un hematoma subdural, lesión descubierta luego de que sufriera un golpe en la cabeza, producto de una caída. Esa operación estuvo a cargo del jefe de Neurocirugía del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro (INCC), Cristian Fuster. Y se había realizado una interconsulta con Facundo Manes, que forma parte del staff médico de esa Fundación y hoy es candidato de "Juntos", en la provincia de Buenos Aires. La operación fue decidida por los médicos de la Favaloro luego de un chequeo. En la residencia presidencial de Olivos había sido monitoreada luego de que sintiera un hormigueo en su brazo izquierdo. Los estudios posteriores detectaron un coágulo entre el cerebro y el cráneo a raíz de un traumatismo -un golpe- sufrido el 12 de agosto del 2013.

Operaron a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner en el Sanatorio Otamendi

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue operada en el Sanatorio Otamendi, donde llegó este jueves pasadas las 6,30 de la mañana. Minutos después de las 10,30, la clínica emitió un parte médico oficial en el cual detalló que “el procedimiento ginecológico quirúrgico ha sido realizado por la vía laparoscópica", que el post operatorio de la vicepresidenta es "normal" y que se encuentra "en buen estado general de salud". El comunicado está firmado por la directora médica de la institución Marisa Lanfranconi.

La cirugía fue programada en coordinación con los médicos de la Presidencia de la Nación. Se adelantó que el alta le llegaría hacia el fin de la semana, ya que es una operación que requiere de entre 3 y 5 días de reposo estricto, y que luego necesitará cuidados en domicilio.

Qué es una histerectomía, la intervención a la que se someterá CFK

La histerectomía es una cirugía mediante la cual se extirpa el útero de un cuerpo femenino. La operación puede ser total, incluyendo la extracción del cuello uterino, o radical, donde además se extirpan los ovarios y trompas de Falopio, esta última puede realizarse de manera unilateral (un ovario y una trompa) o bilateral. Los diagnósticos posibles para determinar una intervención de estas características van desde fibromas en el aparato reproductor, endometriosis, prolapso uterino, cáncer en algún órgano del aparato, hemorragias o dolores crónicos.vcA causa de esta intervención, los ciclos menstruales y la fertilidad se interrumpen de por vida. En una histerectomía radical, la mujer entrará en período de menopausia, en caso de tener todavía sus ciclos menstruales. Luego de la cicatrización, el tejido de la vagina forma un tubo cerrado.

"Existen patologías benignas como los fibromas, que son arremolinamientos del tejido muscular, como ´bolitas´ que pueden causar sangrado y dolores. También hay causas malignas para realizar este tipo de intervención, como la patología endometrial", explicó el ginecólogo Adán Nabel, en diálogo con Imagen Positiva, por IP. El especialista también agregó que por la edad de la vicepresidenta y la frecuencia para este tipo de patologías, intuye que podría tratarse de una patología endometrial. "Por el orden de frecuencia uno pensaría que puede llegar a ser patología endometrial que podría ser maligna o pre maligna", indicó. 

Cuáles fueron las operaciones previas que atravesó Cristina Fernández de Kirchner

Previamente, la vicepresidenta atravesó otras dos operaciones por complicaciones en su estado de salud: la primera sucedió en enero de 2012, cuando debieron extraerle la glándula tiroidea en el Hospital Austral de la localidad bonaerense de Pilar. Si bien se sospechaba que podía ser un posible cáncer, los estudios posteriores a la intervención indicaron que los nódulos eran de tipo benigno.

Un año y medio después, en octubre del 2013, la entonces Presidenta de la Nación fue sometida a una cirugía en la Fundación Favaloro debido a un hematoma subdural, lesión descubierta luego de que sufriera un golpe en la cabeza, producto de una caída. Esa operación estuvo a cargo del jefe de Neurocirugía del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro (INCC), Cristian Fuster. Y se había realizado una interconsulta con Facundo Manes, que forma parte del staff médico de esa Fundación y hoy es candidato de "Juntos", en la provincia de Buenos Aires. La operación fue decidida por los médicos de la Favaloro luego de un chequeo. En la residencia presidencial de Olivos había sido monitoreada luego de que sintiera un hormigueo en su brazo izquierdo. Los estudios posteriores detectaron un coágulo entre el cerebro y el cráneo a raíz de un traumatismo -un golpe- sufrido el 12 de agosto del 2013.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner fue operada en el Sanatorio Otamendi, donde llegó este jueves pasadas las 6,30 de la mañana. Minutos después de las 10,30, la clínica emitió un parte médico oficial en el cual detalló que “el procedimiento ginecológico quirúrgico ha sido realizado por la vía laparoscópica", que el post operatorio de la vicepresidenta es "normal" y que se encuentra "en buen estado general de salud". El comunicado está firmado por la directora médica de la institución Marisa Lanfranconi.

La cirugía fue programada en coordinación con los médicos de la Presidencia de la Nación. Se adelantó que el alta le llegaría hacia el fin de la semana, ya que es una operación que requiere de entre 3 y 5 días de reposo estricto, y que luego necesitará cuidados en domicilio.

Qué es una histerectomía, la intervención a la que se someterá CFK

La histerectomía es una cirugía mediante la cual se extirpa el útero de un cuerpo femenino. La operación puede ser total, incluyendo la extracción del cuello uterino, o radical, donde además se extirpan los ovarios y trompas de Falopio, esta última puede realizarse de manera unilateral (un ovario y una trompa) o bilateral. Los diagnósticos posibles para determinar una intervención de estas características van desde fibromas en el aparato reproductor, endometriosis, prolapso uterino, cáncer en algún órgano del aparato, hemorragias o dolores crónicos.vcA causa de esta intervención, los ciclos menstruales y la fertilidad se interrumpen de por vida. En una histerectomía radical, la mujer entrará en período de menopausia, en caso de tener todavía sus ciclos menstruales. Luego de la cicatrización, el tejido de la vagina forma un tubo cerrado.

"Existen patologías benignas como los fibromas, que son arremolinamientos del tejido muscular, como ´bolitas´ que pueden causar sangrado y dolores. También hay causas malignas para realizar este tipo de intervención, como la patología endometrial", explicó el ginecólogo Adán Nabel, en diálogo con Imagen Positiva, por IP. El especialista también agregó que por la edad de la vicepresidenta y la frecuencia para este tipo de patologías, intuye que podría tratarse de una patología endometrial. "Por el orden de frecuencia uno pensaría que puede llegar a ser patología endometrial que podría ser maligna o pre maligna", indicó. 

Cuáles fueron las operaciones previas que atravesó Cristina Fernández de Kirchner

Previamente, la vicepresidenta atravesó otras dos operaciones por complicaciones en su estado de salud: la primera sucedió en enero de 2012, cuando debieron extraerle la glándula tiroidea en el Hospital Austral de la localidad bonaerense de Pilar. Si bien se sospechaba que podía ser un posible cáncer, los estudios posteriores a la intervención indicaron que los nódulos eran de tipo benigno.

Un año y medio después, en octubre del 2013, la entonces Presidenta de la Nación fue sometida a una cirugía en la Fundación Favaloro debido a un hematoma subdural, lesión descubierta luego de que sufriera un golpe en la cabeza, producto de una caída. Esa operación estuvo a cargo del jefe de Neurocirugía del Instituto de Neurociencias de la Fundación Favaloro (INCC), Cristian Fuster. Y se había realizado una interconsulta con Facundo Manes, que forma parte del staff médico de esa Fundación y hoy es candidato de "Juntos", en la provincia de Buenos Aires. La operación fue decidida por los médicos de la Favaloro luego de un chequeo. En la residencia presidencial de Olivos había sido monitoreada luego de que sintiera un hormigueo en su brazo izquierdo. Los estudios posteriores detectaron un coágulo entre el cerebro y el cráneo a raíz de un traumatismo -un golpe- sufrido el 12 de agosto del 2013.

Leer más