Mariano Ferreyra: a 11 años de su asesinato, quién era el militante del Partido Obrero

El 20 de octubre de 2010 Mariano Ferreyra, joven militante del Partido Obrero y dirigente de la FUA, fue asesinado por una patota de la Unión Ferroviaria en una protesta de trabajadores tercerizados.

Placeholder del video

Mariano Ferreyra era un joven militante del Partido Obrero y dirigente de la Federación Universitaria Argentina (FUA). Fue asesinado por una patota de la Unión Ferroviaria, el 20 de octubre de 2010, durante una protesta de trabajadores ferroviarios tercerizados de la línea de trenes Roca, que pedían el pase a planta permanente. Mariano murió al recibir un tiro en el pecho del barra Cristian Favale, reclutado por el sindicato como fuerza de choque contra los trabajadores. 

¿Quién era Mariano Ferreyra?

Mariano Ferreyra había nacido el 3 de junio de 1987, en Sarandí, una localidad del partido de Avellaneda en la zona sur de la Provincia de Buenos Aires. Al momento de su asesinato, tenía 23 años y vivía con sus padres, Ricardo Ferreyra y Beatriz Rial, y su hermana Paula. El joven había empezado a mostrar gran interés por las causas sociales, lo que lo llevó a comprometerse en política y participar activamente del centro de estudiantes de su escuela donde fue elegido presidente. A los 13 años, Ferreyra ya participaba de las reuniones del Partido Obrero, espacio por el que fue candidato a consejero escolar por Avellaneda. 

¿Cómo fue su asesinato?

Ferreyra fue emboscado y asesinado por una patota sindical de la Unión Ferroviaria, gremio entonces liderado por José Pedraza y Juan Carlos Fernández. Los hechos se sucedieron cuando militantes del Partido Obrero, entre los que se encontraba Mariano, y del Movimiento Teresa Rodríguez reclamaban el pase a planta permanente de trabajadores tercerizados y otros despedidos de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia. El plan de los trabajadores era ocupar las vías del tren Roca, a la altura de la Estación Avellaneda, pero una fuerza de choque dirigida por un barrabrava, Christian Favale -que respondía a Pedraza-, se lo impidió. 

Los barrabravas de la Unión Ferroviaria comenzaron un hostigamiento con piedras y objetos contundentes sobre los manifestantes, que fueron custodiados por la Policía Federal en su avance hacia la Ciudad de Buenos Aires. Cerca de las doce del mediodía, el grupo de protesta realizó un nuevo intento de ocupar las vías y fueron reprimidos con balas de goma. Frente a la escalada de violencia, los manifestantes decidieron dispersarse, mientras un grupo de la Unión Ferroviaria se abalanzó contra ellos, el la esquina de Luján y Pedriel, de Barracas. En complicidad con la Policía Federal, los atacantes tuvieron la "zona liberada", para atacar a los manifestantes. En ese momento, Cristian Favale y Gabriel Sánchez dispararon hacia el grupo y uno de los tiros de Favale rebotó en el piso y dio en el pecho de Mariano, que murió a causa de la herida. Además de la muerte del militante, fueron heridos Ariel Benjamín Pintos, Elsa Rodríguez y Nelson Aguirre. 

El juicio a los culpables

Por el asesinato de Ferreyra fueron condenados a 15 años de prisión el exsecretario de la UF, José Pedraza y Juan Carlos "El Gallego" Fernández, considerados instigadores del crimen. La decisión del Tribunal Oral Criminal 21 de CABA, también condenó a Sánchez y Favale a 18 años, por considerarlos autores materiales del hecho. Además, Pablo Marcelo Díaz recibió 18 años, Jorge Gonzalez y Salvador Pipitó recibieron 11 años y Claudio Alcorcel recibió ocho. En tanto, Jorge Ferreyra y Luis Mansilla fueron condenados a 10 años de prisión y Luis Echavarría, Gastón Conti y Hugo Lompizano, a 2 años de ejecución condicional. Al conocerse la sentencia, ocurrieron algunos incidentes en las afueras del juzgado, debido a que la querella había pedido perpetua para los principales acusados. 

"Una enorme lucha nacional logró la condena de la patota, Pedraza y su adjunto, Fernández. Mariano vive en nuestra lucha de cada día por el socialismo. Once años después, como en la canción que lo recuerda, expresamos: Mariano Ferreyra / hoy te decimos presente / Mariano Ferreyra / hasta la victoria siempre", publicaron en el portal del Partido Obrero para homenajear a su compañero.

Mariano Ferreyra: a 11 años de su asesinato, quién era el militante del Partido Obrero

Mariano Ferreyra era un joven militante del Partido Obrero y dirigente de la Federación Universitaria Argentina (FUA). Fue asesinado por una patota de la Unión Ferroviaria, el 20 de octubre de 2010, durante una protesta de trabajadores ferroviarios tercerizados de la línea de trenes Roca, que pedían el pase a planta permanente. Mariano murió al recibir un tiro en el pecho del barra Cristian Favale, reclutado por el sindicato como fuerza de choque contra los trabajadores. 

¿Quién era Mariano Ferreyra?

Mariano Ferreyra había nacido el 3 de junio de 1987, en Sarandí, una localidad del partido de Avellaneda en la zona sur de la Provincia de Buenos Aires. Al momento de su asesinato, tenía 23 años y vivía con sus padres, Ricardo Ferreyra y Beatriz Rial, y su hermana Paula. El joven había empezado a mostrar gran interés por las causas sociales, lo que lo llevó a comprometerse en política y participar activamente del centro de estudiantes de su escuela donde fue elegido presidente. A los 13 años, Ferreyra ya participaba de las reuniones del Partido Obrero, espacio por el que fue candidato a consejero escolar por Avellaneda. 

¿Cómo fue su asesinato?

Ferreyra fue emboscado y asesinado por una patota sindical de la Unión Ferroviaria, gremio entonces liderado por José Pedraza y Juan Carlos Fernández. Los hechos se sucedieron cuando militantes del Partido Obrero, entre los que se encontraba Mariano, y del Movimiento Teresa Rodríguez reclamaban el pase a planta permanente de trabajadores tercerizados y otros despedidos de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia. El plan de los trabajadores era ocupar las vías del tren Roca, a la altura de la Estación Avellaneda, pero una fuerza de choque dirigida por un barrabrava, Christian Favale -que respondía a Pedraza-, se lo impidió. 

Los barrabravas de la Unión Ferroviaria comenzaron un hostigamiento con piedras y objetos contundentes sobre los manifestantes, que fueron custodiados por la Policía Federal en su avance hacia la Ciudad de Buenos Aires. Cerca de las doce del mediodía, el grupo de protesta realizó un nuevo intento de ocupar las vías y fueron reprimidos con balas de goma. Frente a la escalada de violencia, los manifestantes decidieron dispersarse, mientras un grupo de la Unión Ferroviaria se abalanzó contra ellos, el la esquina de Luján y Pedriel, de Barracas. En complicidad con la Policía Federal, los atacantes tuvieron la "zona liberada", para atacar a los manifestantes. En ese momento, Cristian Favale y Gabriel Sánchez dispararon hacia el grupo y uno de los tiros de Favale rebotó en el piso y dio en el pecho de Mariano, que murió a causa de la herida. Además de la muerte del militante, fueron heridos Ariel Benjamín Pintos, Elsa Rodríguez y Nelson Aguirre. 

El juicio a los culpables

Por el asesinato de Ferreyra fueron condenados a 15 años de prisión el exsecretario de la UF, José Pedraza y Juan Carlos "El Gallego" Fernández, considerados instigadores del crimen. La decisión del Tribunal Oral Criminal 21 de CABA, también condenó a Sánchez y Favale a 18 años, por considerarlos autores materiales del hecho. Además, Pablo Marcelo Díaz recibió 18 años, Jorge Gonzalez y Salvador Pipitó recibieron 11 años y Claudio Alcorcel recibió ocho. En tanto, Jorge Ferreyra y Luis Mansilla fueron condenados a 10 años de prisión y Luis Echavarría, Gastón Conti y Hugo Lompizano, a 2 años de ejecución condicional. Al conocerse la sentencia, ocurrieron algunos incidentes en las afueras del juzgado, debido a que la querella había pedido perpetua para los principales acusados. 

"Una enorme lucha nacional logró la condena de la patota, Pedraza y su adjunto, Fernández. Mariano vive en nuestra lucha de cada día por el socialismo. Once años después, como en la canción que lo recuerda, expresamos: Mariano Ferreyra / hoy te decimos presente / Mariano Ferreyra / hasta la victoria siempre", publicaron en el portal del Partido Obrero para homenajear a su compañero.

Mariano Ferreyra era un joven militante del Partido Obrero y dirigente de la Federación Universitaria Argentina (FUA). Fue asesinado por una patota de la Unión Ferroviaria, el 20 de octubre de 2010, durante una protesta de trabajadores ferroviarios tercerizados de la línea de trenes Roca, que pedían el pase a planta permanente. Mariano murió al recibir un tiro en el pecho del barra Cristian Favale, reclutado por el sindicato como fuerza de choque contra los trabajadores. 

¿Quién era Mariano Ferreyra?

Mariano Ferreyra había nacido el 3 de junio de 1987, en Sarandí, una localidad del partido de Avellaneda en la zona sur de la Provincia de Buenos Aires. Al momento de su asesinato, tenía 23 años y vivía con sus padres, Ricardo Ferreyra y Beatriz Rial, y su hermana Paula. El joven había empezado a mostrar gran interés por las causas sociales, lo que lo llevó a comprometerse en política y participar activamente del centro de estudiantes de su escuela donde fue elegido presidente. A los 13 años, Ferreyra ya participaba de las reuniones del Partido Obrero, espacio por el que fue candidato a consejero escolar por Avellaneda. 

¿Cómo fue su asesinato?

Ferreyra fue emboscado y asesinado por una patota sindical de la Unión Ferroviaria, gremio entonces liderado por José Pedraza y Juan Carlos Fernández. Los hechos se sucedieron cuando militantes del Partido Obrero, entre los que se encontraba Mariano, y del Movimiento Teresa Rodríguez reclamaban el pase a planta permanente de trabajadores tercerizados y otros despedidos de la Unidad de Gestión Operativa Ferroviaria de Emergencia. El plan de los trabajadores era ocupar las vías del tren Roca, a la altura de la Estación Avellaneda, pero una fuerza de choque dirigida por un barrabrava, Christian Favale -que respondía a Pedraza-, se lo impidió. 

Los barrabravas de la Unión Ferroviaria comenzaron un hostigamiento con piedras y objetos contundentes sobre los manifestantes, que fueron custodiados por la Policía Federal en su avance hacia la Ciudad de Buenos Aires. Cerca de las doce del mediodía, el grupo de protesta realizó un nuevo intento de ocupar las vías y fueron reprimidos con balas de goma. Frente a la escalada de violencia, los manifestantes decidieron dispersarse, mientras un grupo de la Unión Ferroviaria se abalanzó contra ellos, el la esquina de Luján y Pedriel, de Barracas. En complicidad con la Policía Federal, los atacantes tuvieron la "zona liberada", para atacar a los manifestantes. En ese momento, Cristian Favale y Gabriel Sánchez dispararon hacia el grupo y uno de los tiros de Favale rebotó en el piso y dio en el pecho de Mariano, que murió a causa de la herida. Además de la muerte del militante, fueron heridos Ariel Benjamín Pintos, Elsa Rodríguez y Nelson Aguirre. 

El juicio a los culpables

Por el asesinato de Ferreyra fueron condenados a 15 años de prisión el exsecretario de la UF, José Pedraza y Juan Carlos "El Gallego" Fernández, considerados instigadores del crimen. La decisión del Tribunal Oral Criminal 21 de CABA, también condenó a Sánchez y Favale a 18 años, por considerarlos autores materiales del hecho. Además, Pablo Marcelo Díaz recibió 18 años, Jorge Gonzalez y Salvador Pipitó recibieron 11 años y Claudio Alcorcel recibió ocho. En tanto, Jorge Ferreyra y Luis Mansilla fueron condenados a 10 años de prisión y Luis Echavarría, Gastón Conti y Hugo Lompizano, a 2 años de ejecución condicional. Al conocerse la sentencia, ocurrieron algunos incidentes en las afueras del juzgado, debido a que la querella había pedido perpetua para los principales acusados. 

"Una enorme lucha nacional logró la condena de la patota, Pedraza y su adjunto, Fernández. Mariano vive en nuestra lucha de cada día por el socialismo. Once años después, como en la canción que lo recuerda, expresamos: Mariano Ferreyra / hoy te decimos presente / Mariano Ferreyra / hasta la victoria siempre", publicaron en el portal del Partido Obrero para homenajear a su compañero.

Leer más