Placeholder del video

La odisea de llegar a fin de mes: segunda parte

En la segunda entrega del informe de Telenueve e IP sobre "La odisea de llegar a fin de mes", conocemos la vida de Romina López y Zacarías Aranguren, dos trabajadores que se dedican a dos de los sectores más precarizados: el del trabajo doméstico y el de las aplicaciones de reparto. En el primer capítulo, conocimos las historias de Andrea y Priscila.

Las tareas de limpieza y cuidado representan un ámbito de empleo que sufre la tendencia de sueldos bajos y condiciones laborales básicas casi nulas. Romina es madre separada y es trabajadora doméstica por hora en diferentes hogares. Tiene cuatro hijos de los cuales el más pequeño, de ocho años, tiene problemas de salud, lo que la obliga a viajar día por medio al Hospital Posadas para hacerlo atender. “La pandemia y Macri me fulminaron”, cuenta la mujer en el informe. 

Por su parte, Zacarías se dedica al reparto de comida a través de una aplicación, otro sector precarizado por empresas que recién este año comenzaron a ser investigadas por las relaciones laborales que tienen con sus empleados. Zacarías es venezolano y vino a nuestro país en busca de “un futuro mejor”. 

El hombre es abogado, pero cuando comenzó la crisis en Venezuela vino a vivir a Argentina (hace 4 años) dejando a su hijo, a su hija y a su madre. En el informe cuenta que trabajó en el sector gastronómico un tiempo, pero se dio cuenta de que estaba sufriendo mucha explotación. Actualmente recorre entre 80 y 100km diarios para reunir un sueldo suficiente. Habitualmente, sale a trabajar también los días de lluvia, ya que le pagan más.

La odisea de llegar a fin de mes: segunda parte

En la segunda entrega del informe de Telenueve e IP sobre "La odisea de llegar a fin de mes", conocemos la vida de Romina López y Zacarías Aranguren, dos trabajadores que se dedican a dos de los sectores más precarizados: el del trabajo doméstico y el de las aplicaciones de reparto. En el primer capítulo, conocimos las historias de Andrea y Priscila.

Las tareas de limpieza y cuidado representan un ámbito de empleo que sufre la tendencia de sueldos bajos y condiciones laborales básicas casi nulas. Romina es madre separada y es trabajadora doméstica por hora en diferentes hogares. Tiene cuatro hijos de los cuales el más pequeño, de ocho años, tiene problemas de salud, lo que la obliga a viajar día por medio al Hospital Posadas para hacerlo atender. “La pandemia y Macri me fulminaron”, cuenta la mujer en el informe. 

Por su parte, Zacarías se dedica al reparto de comida a través de una aplicación, otro sector precarizado por empresas que recién este año comenzaron a ser investigadas por las relaciones laborales que tienen con sus empleados. Zacarías es venezolano y vino a nuestro país en busca de “un futuro mejor”. 

El hombre es abogado, pero cuando comenzó la crisis en Venezuela vino a vivir a Argentina (hace 4 años) dejando a su hijo, a su hija y a su madre. En el informe cuenta que trabajó en el sector gastronómico un tiempo, pero se dio cuenta de que estaba sufriendo mucha explotación. Actualmente recorre entre 80 y 100km diarios para reunir un sueldo suficiente. Habitualmente, sale a trabajar también los días de lluvia, ya que le pagan más.

En la segunda entrega del informe de Telenueve e IP sobre "La odisea de llegar a fin de mes", conocemos la vida de Romina López y Zacarías Aranguren, dos trabajadores que se dedican a dos de los sectores más precarizados: el del trabajo doméstico y el de las aplicaciones de reparto. En el primer capítulo, conocimos las historias de Andrea y Priscila.

Las tareas de limpieza y cuidado representan un ámbito de empleo que sufre la tendencia de sueldos bajos y condiciones laborales básicas casi nulas. Romina es madre separada y es trabajadora doméstica por hora en diferentes hogares. Tiene cuatro hijos de los cuales el más pequeño, de ocho años, tiene problemas de salud, lo que la obliga a viajar día por medio al Hospital Posadas para hacerlo atender. “La pandemia y Macri me fulminaron”, cuenta la mujer en el informe. 

Por su parte, Zacarías se dedica al reparto de comida a través de una aplicación, otro sector precarizado por empresas que recién este año comenzaron a ser investigadas por las relaciones laborales que tienen con sus empleados. Zacarías es venezolano y vino a nuestro país en busca de “un futuro mejor”. 

El hombre es abogado, pero cuando comenzó la crisis en Venezuela vino a vivir a Argentina (hace 4 años) dejando a su hijo, a su hija y a su madre. En el informe cuenta que trabajó en el sector gastronómico un tiempo, pero se dio cuenta de que estaba sufriendo mucha explotación. Actualmente recorre entre 80 y 100km diarios para reunir un sueldo suficiente. Habitualmente, sale a trabajar también los días de lluvia, ya que le pagan más.

Leer más