Superclásico sin protocolo: ¿Cuáles serán las consecuencias por incumplir las normas sanitarias?

El Gobierno se reunió con el Ministro de Turismo y Deportes para analizar sanciones que podrían terminar con la clausura de las canchas.

Tras la puja del ministro de Deporte y Turismo, Matías Lammens, por aumentar el aforo del estadio al 50%, el partido River-Boca infringió la capacidad permitida por el protocolo sanitario. El Gobierno se reunió para discutir sanciones posibles por el incumplimiento.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, habilitó la participación de 36 mil espectadores para los partidos de la Liga Profesional de Fútbol. Los clubes y la AFA recibieron de brazos abiertos la iniciativa de aumentar el aforo (con el que se había probado en el partido de la Selección Argentina contra Bolivia) aunque luego de los incidentes argumentaron que tuvieron tiempo muy escaso para organizar los operativos.

Las normas sanitarias consistían en un sistema de chequeo de calendario de vacunación, control del distanciamiento social y la aplicación del programa "Tribuna Segura". Este último forma parte de una normativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires para evitar la entrada de personas con antecedentes penales a la cancha.

Según el periodista Daniel Guiñazú, especializado en fútbol y boxeo, el partido en el Monumental admitió a 54 mil personas con carnets vencidos y falta de verificación de calendario sanitario necesario para ingresar al establecimiento. 

Por su parte, la fiscal Celsa Ramírez labró un acta contravencional contra las autoridades del Monumental y comenzó el proceso de investigación que podría derivar en la clausura del recinto.

Superclásico sin protocolo: ¿Cuáles serán las consecuencias por incumplir las normas sanitarias?

Tras la puja del ministro de Deporte y Turismo, Matías Lammens, por aumentar el aforo del estadio al 50%, el partido River-Boca infringió la capacidad permitida por el protocolo sanitario. El Gobierno se reunió para discutir sanciones posibles por el incumplimiento.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, habilitó la participación de 36 mil espectadores para los partidos de la Liga Profesional de Fútbol. Los clubes y la AFA recibieron de brazos abiertos la iniciativa de aumentar el aforo (con el que se había probado en el partido de la Selección Argentina contra Bolivia) aunque luego de los incidentes argumentaron que tuvieron tiempo muy escaso para organizar los operativos.

Las normas sanitarias consistían en un sistema de chequeo de calendario de vacunación, control del distanciamiento social y la aplicación del programa "Tribuna Segura". Este último forma parte de una normativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires para evitar la entrada de personas con antecedentes penales a la cancha.

Según el periodista Daniel Guiñazú, especializado en fútbol y boxeo, el partido en el Monumental admitió a 54 mil personas con carnets vencidos y falta de verificación de calendario sanitario necesario para ingresar al establecimiento. 

Por su parte, la fiscal Celsa Ramírez labró un acta contravencional contra las autoridades del Monumental y comenzó el proceso de investigación que podría derivar en la clausura del recinto.

Tras la puja del ministro de Deporte y Turismo, Matías Lammens, por aumentar el aforo del estadio al 50%, el partido River-Boca infringió la capacidad permitida por el protocolo sanitario. El Gobierno se reunió para discutir sanciones posibles por el incumplimiento.

La ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, habilitó la participación de 36 mil espectadores para los partidos de la Liga Profesional de Fútbol. Los clubes y la AFA recibieron de brazos abiertos la iniciativa de aumentar el aforo (con el que se había probado en el partido de la Selección Argentina contra Bolivia) aunque luego de los incidentes argumentaron que tuvieron tiempo muy escaso para organizar los operativos.

Las normas sanitarias consistían en un sistema de chequeo de calendario de vacunación, control del distanciamiento social y la aplicación del programa "Tribuna Segura". Este último forma parte de una normativa del gobierno de la ciudad de Buenos Aires para evitar la entrada de personas con antecedentes penales a la cancha.

Según el periodista Daniel Guiñazú, especializado en fútbol y boxeo, el partido en el Monumental admitió a 54 mil personas con carnets vencidos y falta de verificación de calendario sanitario necesario para ingresar al establecimiento. 

Por su parte, la fiscal Celsa Ramírez labró un acta contravencional contra las autoridades del Monumental y comenzó el proceso de investigación que podría derivar en la clausura del recinto.

Leer más