Elecciones en Alemania: Scholz y Laschet deberán buscar apoyos para llegar a la cancillería

El partido Socialdemócrata logró una ajustada victoria en las elecciones parlamentarias alemanas: Olaf Scholz obtuvo un 27,5% de los votos frente a un 24,1% del demócrata cristiano Armin Laschet.

Según los resultados provisionales de la autoridad electoral federal, los dos grandes partidos deberán negociar con otras formaciones para poder formar gobierno. En ese sentido, se ubicaron terceros Los Verdes con un 14,8%, cuarto el Partido Liberal con el 11,5% y quinta la alianza ultraderechista Alternativa para Alemania con un 10,3%. Así planteado el escenario electoral, los socialdemócratas tuvieron un importante ascenso al obtener cinco puntos más con respecto a las elecciones de 2017. Una proeza hecha realidad gracias a la figura sobria y centrista de Scholz. La Unión Demócrata Cristiana (CDU), en cambio, sufrió una fuerte caída. El partido de Angela Merkel perdió casi un 9% de los apoyos y tiene altas probabilidades de pasar a la oposición después de 16 años al frente de la cancillería.

Tanto Olaf Scholz como Armin Laschet podrían ser canciller. Solo resta saber quién tiene la capacidad de zanjar las diferencias políticas con los demás partidos y construir una coalición para poder gobernar. 

Elecciones en Alemania: Scholz y Laschet deberán buscar apoyos para llegar a la cancillería

El partido Socialdemócrata logró una ajustada victoria en las elecciones parlamentarias alemanas: Olaf Scholz obtuvo un 27,5% de los votos frente a un 24,1% del demócrata cristiano Armin Laschet.

Según los resultados provisionales de la autoridad electoral federal, los dos grandes partidos deberán negociar con otras formaciones para poder formar gobierno. En ese sentido, se ubicaron terceros Los Verdes con un 14,8%, cuarto el Partido Liberal con el 11,5% y quinta la alianza ultraderechista Alternativa para Alemania con un 10,3%. Así planteado el escenario electoral, los socialdemócratas tuvieron un importante ascenso al obtener cinco puntos más con respecto a las elecciones de 2017. Una proeza hecha realidad gracias a la figura sobria y centrista de Scholz. La Unión Demócrata Cristiana (CDU), en cambio, sufrió una fuerte caída. El partido de Angela Merkel perdió casi un 9% de los apoyos y tiene altas probabilidades de pasar a la oposición después de 16 años al frente de la cancillería.

Tanto Olaf Scholz como Armin Laschet podrían ser canciller. Solo resta saber quién tiene la capacidad de zanjar las diferencias políticas con los demás partidos y construir una coalición para poder gobernar. 

El partido Socialdemócrata logró una ajustada victoria en las elecciones parlamentarias alemanas: Olaf Scholz obtuvo un 27,5% de los votos frente a un 24,1% del demócrata cristiano Armin Laschet.

Según los resultados provisionales de la autoridad electoral federal, los dos grandes partidos deberán negociar con otras formaciones para poder formar gobierno. En ese sentido, se ubicaron terceros Los Verdes con un 14,8%, cuarto el Partido Liberal con el 11,5% y quinta la alianza ultraderechista Alternativa para Alemania con un 10,3%. Así planteado el escenario electoral, los socialdemócratas tuvieron un importante ascenso al obtener cinco puntos más con respecto a las elecciones de 2017. Una proeza hecha realidad gracias a la figura sobria y centrista de Scholz. La Unión Demócrata Cristiana (CDU), en cambio, sufrió una fuerte caída. El partido de Angela Merkel perdió casi un 9% de los apoyos y tiene altas probabilidades de pasar a la oposición después de 16 años al frente de la cancillería.

Tanto Olaf Scholz como Armin Laschet podrían ser canciller. Solo resta saber quién tiene la capacidad de zanjar las diferencias políticas con los demás partidos y construir una coalición para poder gobernar. 

Leer más